La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada la Ley Transitoria a la Autonomías, en su primera estación, sin modificar el proyecto de ley aprobado por el Senado. Se espera aprobar la norma en la sesión, declarada por tiempo y mataria para que nueva norma seá promulgada hoy por el presidente Evo Morales.

El proyecto de ley provocó la protesta de sectores políticos opositores al gobierno del MAS debido a que incluye la posibilidad de suspender a los gobernadores electos sobre los cuales pesen imputaciones penales.

Los tres gobernadores opositores electos son investigados por malversación de fondos y actos de corrupción. Sobre dos de ellos —el de Santa Cruz, Rubén Costas, y el de Tarija, Mario Cossío— ya existen imputaciones penales, mientras que el de Beni es investigado.

La posesión de las tres autoridades electas está asegurada, pero su continuidad no. Los otros seis gobernadores emitieon un comunicado de apoyo a la nueva norma.

En la sesión de la Cámara de Diputados, la oposición intentó dilatar la discusión, pero al promediar la 01:00 de hoy se decidió que la sesión sea por tiempo y materia. La oposición tiene 49 diputados y el oficialismo 89.

La Ley transitoria tiene 20 artículos y sólo estará vigente sólo hasta el 22 de julio, fecha en la que la Asamblea Legislativa Plurinacional debe aprobar la Ley Marco de Autonomías.

Según la ley aprobada los gobernadores con proceso penal en curso, podrán jurar a sus cargos pero no podrán desempeñar esas funciones, y tendrán seis meses para demostrar su inocencia.

Rechazo a poses políticas

Organizaciones civiles y gobernadores electos de Santa Cruz, Beni y Tarija, Mario Cossio se declararon en “estado de emergencia” ante la aprobación de la ley. Esas organizaciones habían convocado a una huelga de hambre que finalmnete no se ínstaló, mientras que en Santa Cruz convocaron a una marcha en la que esperaban a un millón de personas. Acudieron 15:000.

En esa marcha, Costas afirmó que la Ley Transitoria de Autonomías le importaba “un bledo”.

Esa afirmación fue rachazada por el vicepresidente Alvaro García quien criticó la postura confrontacional de la oposición.

“Esas son poses políticas. Otra vez es el grupo de los confrontadores del país. En Santa Cruz, ayer (sábado), lo ha demostrado el pueblo: se convocó a un cabildo de un millón (de personas, a un mitin de protesta y rechazo a la ley que prescribe, además de la implantación de las autonomías departamentales, la suscripción de autoridades electas y, si fuera del caso, su procesamiento y revocación de mandato) y no había el millón, no había 100.000, no había 10.000”, afirmó García.

De 337 alcaldes y 9 gobernadores electos sólo Costas, Cossio y Suárez se hayan quejado con tanta acidez contra la ley.