Bolivia formalizó ante la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la postulación del charango, un instrumento de cuerda andino, y la música que produce como “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

El pedido fue presentado el martes, en Paris, por la ministra de Culturas, Zulma Yougar, a la subdirectora de la UNESCO, Francoise Rivière,

Acompañó en la gestión a la ministra Yugar el maestro charanguista Ernesto Cavour, quien además de activo miembro de la Sociedad Boliviana del Charango, es autor de una minuciosa investigación histórica sobre los orígenes de aquel instrumento musical andino que se originó en los alrededores del Cerro Rico de Potosí, actual territorio de Bolivia.

La Jefa de Catalogación del Ministerio de Culturas Lupe Meneses aclaró, desde La Paz , que la declaratoria de “Patrimonio Inmaterial”, en el caso del charango, se sustenta en el hecho de que las cuerdas de instrumento como tal producen sonidos y acordes que hacen peculiar la música “charangueada”.

Francoise Rivière respondió que la petición del Gobierno boliviano en París será atendida con toda amplitud; aunque adelantó que “será necesario trabajar bastante para tener listo un dossier completo”. La ministra Zulma Yugar comprometió la conformación inmediata de un Comité que se encargará de elaborar el documento requerido por la Unesco , el cual será encabezado por Cavour con apoyo de compatriotas charanguistas radicados en Francia.

Por su parte la Delegación Permanente del Estado Plurinacional de Bolivia ante la Unesco se encargará de realizar los trámites y seguimientos respectivos. Aún no se tiene una fecha de presentación, pero el trabajo documental se iniciará inmediatamente