Durante el acto de inauguración de la Cumbre climática de los pueblos en Cochabamba, Evo Morales dijo que el comer pollo provoca la homosuexualidad. En su visita a Madrid pidió disculpas.

“El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres”, dijo en abril provocando protestas en varios sectores de la población.

Pero antes de abandonar Madrid, ciudad en la que asistió a la VI Cumbre Unión Europea/América Latina-El Caribe, Morales dijo que fue malinterpretado.

“En relación con el tema de los homosexuales, nunca me referí y he sido mal interpretado (…) hay homosexuales que trabajan en el Estado, en Palacio (…) todos tenemos los mismos derechos”, dijo.

“A veces nuestros mensajes son tergiversados y, de manera muy sincera y responsable, si se ha entendido mal, pido disculpas”, agregó el gobernante.

Según la agencia oficial ABI, el colectivo español de homosexuales aceptó “de buen grado” las disculpas entregadas por Morales.

De todas formas, Morales se dijo dispuesto a “acabar con los productos transgénicos”, objetivo sinodal de su lucha por restaurar el consumo de alimentos ecológicos en la dieta de los humanos y fondo real de sus dichos aquella vez.

En esa línea de pensamiento, consideró su obligación “informar, educar y orientar” (..) “por la salud de la población”.