En la sesión de honor del Concejo Municipal de El Alto celebrada la noche del viernes en conmemoración de los 25 años de creación de esa ciudad, vecinos alteños abuchearon al Presidente Evo Morales porque no entregó hasta ahora la Terminal Bimodal, la doble vía a Viacha, el Coliseo Cerrado y otras obras prometidas por su gobierno en 2006.

El 6 de marzo de 1985, el Congreso creó mediante Ley 728 la Cuarta Sección Municipal de la provincia Murillo con su capital El Alto de La Paz. El 26 de septiembre de 1988, El Alto adquirió el rango de ciudad por Ley 1014.

En el 25 aniversario de la ciudad más joven del país, el Consejo Municipal de El Alto presentó al Presidente estudios de factibilidad y el diseño final de al menos cuatro megaproyectos, entre ellos la Terminal Bimodal, el Palacio Municipal, la doble vía a Viacha y el Coliseo Cerrado de la ciudad.

La dirigencia de la Central Obrera Regional (COR) y el alcalde Fanor Nava pidieron al Ejecutivo que viabilice además la construcción de la piscina olímpica y de hospitales de tercer nivel en las zonas norte y sur, todos ellos proyectos ya comprometidos por el gobierno el 6 de marzo de 2006.

Morales fue aplaudido por la concurrencia al inicio de su discurso en la sesión de honor del Concejo Municipal, pero cuando se refirió a los proyectos comprometidos en 2006 comenzaron a escucharse silbidos y reclamos de los concurrentes, obligando al Presidente a detener su alocución.

Morales “no ha cumplido con la terminal bimodal, sólo promete y no cumple con su palabra”… ¡No hay obras para El Alto!, ¡dónde está la agenda de octubre de 2003!, ¡esto es traición!”, gritaba el dirigente vecinal Juan Carlos Uruchi. “Hubo desorden porque no hay obras; esto debe preocupar al gobierno que antes tenía el apoyo cerrado de los alteños… Ya no podemos seguir con discursos”, comentó el defensor del Pueblo de El Alto Roberto Quiroz.

El Mandatario culpó al alcalde Fanor Nava de la no conclusión de la piscina y presentó una maqueta del prometido Coliseo Cerrado. Gregorio Romero, dirigente del frente vecinal FURIA, exclamó: “¡No hay obras para El Alto!, ¡todo es maqueta! Haber cuántas maquetas más nos van a entregar el próximo año”.

Según el dirigente del magisterio urbano de la Regional El Alto José Luís Copeticona, todas las promesas del gobierno son parte del “show político” de los oficialistas para mantenerse en el poder: “El gobierno quiere hacernos creer que está trabajando por El Alto, cuando en los hechos son sólo engaños porque hasta ahora no hay nada”.

El Presidente Morales entregó varias conexiones de agua potable y alcantarillado en la zona de San Roque, en el distrito 7 de la urbe, y recordó que su gobierno invirtió 239 millones de bolivianos en los últimos años en la ampliación del servicio de agua potable y alcantarillado, en obras de manejo y control de ríos, y en el relleno sanitario de Villa Ingenio.

El viernes, la Cámara de Diputados rindió homenaje a El Alto, la emblemática ciudad que lideró la insurrección popular de octubre 2003 en defensa de los recursos hidrocarburíferos, el la que perdieron la vida más de 70 personas.

En los actos cívicos de celebración de las “bodas de plata” de El Alto, el grupo Wiñay Ajayu presentó los temas musicales “A mi ciudad de El Alto” en ritmo de cueca y “El Alto Kollasuyo Marka” en ritmo de huayño. “El Alto, la ciudad más alta del mundo, ubicada a 3.800 metros sobre el nivel del mar, es considerada una urbe del futuro”, dice una de las estrofas de las canciones.