Caracas, (ABI).- El ministro de Economía y Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez Araque, informó que el Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE), moneda que se utilizará entre los nueve países que conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) para sustituir al dólar, empezará a circular para finales de este mes.

El informe fue difundido por el canal de televisión TELEsur donde Rodríguez indicó que la primera transacción comercial que se realizará con esta moneda será la exportación de arroz venezolano a Cuba.

Añadió, luego de la última reunión ministerial en torno al tema, que falta estructurar la cámara de compensación y que el impacto en la región dependerá del crecimiento de las economías.

“En esta etapa se prevé que las transacciones con Sucre sean virtuales, es decir, no se acuñará una moneda física, sino que la operación será electrónica”, puntualizó.

Agrega que además de la primera operación estará la compra de Bolivia a Venezuela de cemento asfáltico y a cambio, Venezuela importará de ese país andino madera, alimentos, textiles, artesanía entre otros productos.

Por su parte, el integrante de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, diputado Juan Montenegro, explicó que con este sistema de negociación se busca dar uniformidad a los pagos y además “se quiere dar un ejemplo, es una muestra de confianza de que sí es posible consolidar el intercambio comercial desde una visión de integración del sur”.

Según el último informe de la comisión técnica del Sucre, aún falta concretar el funcionamiento de la cámara de compensación que contará con el respaldo de las monedas locales como contraparte, ya que la meta es que se pueda realizar los cambios con las monedas de cada país, como los bolívares, córdobas, pesos cubanos, bolivianos, entre otras.

Antes de la cámara de compensación, el sistema Sucre se utilizará como una Unidad de Cuenta en Común (UCC), como forma de pago entre los bancos centrales de cada país.

Según el economista venezolano Rafael Antolinez, es muy factible que las entidades bancarias calculen el intercambio comercial de productos basándose al en el valor referencial de cada moneda local.

“Comienza un año, empieza un nuevo método de intercambio comercial con la firme intención de depender menos de las reglas comerciales de países desarrollados, y sobre todo del dólar norteamericano, y con la meta en el horizonte de emular la experiencia positiva del euro en el viejo continente”, agregó.

Los presidentes miembros del ALBA firmaron el pasado 16 de octubre, como parte de la VII Cumbre del bloque, el tratado constitutivo para aplicar la moneda común Sucre y realizar intercambios comerciales intraregionales.