Italia: La inmigración clandestina es delito

Rodolfo Faggioni

julio 6, 2009Publicado el: 2 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Roma, Italia.- El Parlamento Italiano ha aprobado definitivamente un proyecto de ley que considera la inmigración clandestina un delito. Es la primera vez en la historia de Italia que considera delito ser inmigrante indocumentado, y todo esto gracias a un pequeño partido xenófobo "LEGA NORD" del cual el Primer Ministro Italiano Silvio Berlusconi es aliado y súcubo.

Apenas aprovada la ley, los senadores de la LEGA NORD, que ha impuesto a la mayoría del gobierno los puntos principales de la ley, mostraron su máxima satisfacción con vivas y abrazos.

Gracias a esta ley, ha ganado el partido de quien quiere hecer imposible la vida a los clandestinos y difícil la vida a los regulares.

Esta ley, que considera la inmigración clandestina un delito, ha puesto en agitación a dos millones de mujeres que desarrolan un rol social importantísimo y delicado. Un ejército de personas que asisten cotidianamente a ancianos y enfermos, una parte regulares y la mayoría indocumentadas. Muchas de ellas bolivianas.

Nos preguntamos: ¿Qué sucedería si todas los "ángeles de estos hogares domésticos" se declarasen en huelga? Según esta ley, las familias están obligadas a denunciar a los inmigrantes sin papeles que presten servicio en sus hogares.

Esta Ley ha sido criticada por el Vaticano, por las organizaciones humanitarias y por el Comisionado para los Derechos Humanos del Consejo de Europa.

El responsable de la Inmigración de la Ciudad del Vaticano Mons. Antonio María Veglió, ha pedido al gobierno italiano que no sean "criminalizados los migrantes indocumentados" pidiendo respeto a los tratados internacionales. Ha manifestado que los "inmigrantes tienen derecho a llamar a nuestras puertas. Hay que superar el provincialismo que bloquea la esperanza y va contra la historia, hay que deshacerse de la la categoría, que demoniza y criminaliza al forastero".

Igualmente el Secretario Pontificio del Consejo de Inmigración del Vaticano Mons. Agostino Marchetto considera "pecado original el delito de inmigración".

Atrás