Con el asfaltado del tramo Toledo – Ancaravi de 53 kilómetros en la ruta nacional 12, en la región sudoeste del país, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) ejecuta la última etapa de construcción del Corredor Bioceánico que unirá los puertos Santos (Brasil) con Iquique (Chile) a través de territorio boliviano.

El proyecto Toledo – Ancaravi se ejecutará en 840 días con una inversión de 18 millones de euros financiada por Italia y una contraparte de 17 millones de bolivianos de la Prefectura de Oruro.

La empresa adjudicataria del proyecto es el Consorcio Toledo y la empresa supervisora de la obra es Ecoviana SRL.

El Corredor Bioceánico de Integración Oeste – Norte conecta el norte de Brasil con Bolivia hacia los puertos del Pacífico, en Perú y Chile.

Los objetivos del corredor son, entre otros, generar mecanismos para la efectiva vinculación entre los países de la región; facilitar el comercio internacional entre las naciones de Sudamérica y apoyar el desarrollo equilibrado de la región.

En Bolivia, la vía integra zonas altiplánicas, subtropicales y tropicales ricas en productos agrícolas y ganaderos. Se estima que 70% del movimiento socioeconómico fluye a través de este eje que une las principales ciudades del país.

La ruta fue diseñada bajo estándares internacionales con capacidad de transporte de más de 2 millones de toneladas métricas al año.

El corredor bioceánico hacia el puerto chileno de Iquique en Bolivia tiene una extensión de 1.373 kilómetros y comprende los tramos Pisiga – Huachacalla de 72 kilómetros, Huachacalla – Ancaravi de 70 kilómetros, Ancaravi – Toledo de 53 kilómetros, Toledo – Oruro de 37 kilómetros, Oruro – Cochabamba de 207 kilómetros; Cochababamba – Santa Cruz de 475 kilómetros, Santa Cruz – Paraiso de 61 kilómetros, Paraiso – El Tinto de 125 kilómetros, El Tinto – San José de 82 kilómetros, San José – Roboré de 238 kilómetros, Roboré – El Carmen de 140 kilómetros y el Carmen – Arroyo Concepción de 108 kilómetros.

El proyecto contempla la construcción de 15 puentes en el tramo El Carmen – Roboré y el Puente Pailas, obras que demandan una inversión total de 40,5 millones de dólares. El costo total del proyecto alcanza a 324,9 millones de dólares. Su conclusión está prevista para finales de 2012.