(ABI) – El presidente Evo Morales promulgó tres decretos en pro del sistema educativo y de instrucción superior en Bolivia, al conmemorar el sábado el Día del Maestro boliviano, durante un acto en el Palacio Quemado de La Paz.

El paquete de normas apunta a fortalecer los cuadros de formación académica y al reconocimiento de la labor pedagógica y apoya los esfuerzos brindados en el aula, todo en arreglo a la nueva Constitución.El ministro de Educación, Roberto Aguilar, aseguró que los decretos van en la misma corriente del proceso de cambio que vive el país y se sujetan a la reforma educativa que instrumenta el proyecto de ley Elizardo Pérez.”El gabinete ha emitido un conjunto de decretos que consideramos son pasos firmes en el proceso de implementación de la Constitución y de aquello que es el sustento y principio del nuevo Estado plurinacional, además de ser pasos firmes hacia la revolución educativa sustentada en la justicia social, en la inclusión y en la interculturalidad”, dijo.El primer decreto aprobado (156) determina la creación de la Universidad Pedagógica Mariscal Sucre, encomendada de proveer una formación continua, pre y post gradual, hasta maestría y doctorado al personal directivo, docente y administrativo del sistema nacional, bajo tuición del Ministerio de Educación.Además determina que los institutos normales superiores, la Escuela Normal Superior Técnica y los institutos normales superiores de educación alternativa se transformen en escuelas superiores de formación de maestros.Crea, además, la Escuela Superior de Formación de Maestros Mariscal Sucre, encargada de la instrucción inicial de los maestros como parte de la estructura de la universidad pedagógica.Estas instituciones estarán bajo la égida del Viceministerio de Educación Superior.El segundo decreto (157) establece incentivos para los maestros que participen como facilitadores o supervisores del Programa Nacional de Post Alfabetización, con el reconocimiento de hasta 20 puntos en el escalafón (calificación de emolumentos en la perspectiva de la jubilación).Para que los maestros accedan a este beneficio, que reconoce hasta un año de servicios, deberán participar como facilitadores durante dos semestres, con un grupo de quince personas, para la habilitación de diez puntos y, como supervisores, también con diez puntos en el escalafón.Además, en caso que los maestros participantes acumulen los puntos y años cumplidos en el servicio de educación pública, podrán optar a una condecoración con la “Medalla al Mérito y Diploma Autógrafo” como reconocimiento a su labor.”Esto eleva a rango de disposición superior a aquello que se había comprometido en el programa de Alfabetización, que ahora hace posible que todos los maestros puedan optar a una participación plena dentro del campo de la post alfabetización”, aseveró Aguilar.El tercer decreto (158) sienta el reconocimiento a la producción intelectual y tecnológica de los maestros con una beca de estudios que consiste en un curso de especialización y con la publicación y difusión de sus obras.Las obras serán consideradas por una comisión técnica para que, una vez evaluadas y consolidadas, se publiquen y difunda en cada una de las unidades educativas como texto oficial.En la oportunidad, el secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia, Federico Pinaya, agradeció al Gobierno por los decretos a favor de los trabajadores de la educación.”Hoy, los maestros festejamos la más sublime de las profesiones, el ser maestros, partícipes de la profesión que hace posible la existencia de todas las demás profesiones, por lo que nosotros vamos a participar en la elaboración de una nueva ley y un nuevo diseño curricular para profundizar el proceso de cambio”, señaló.A su vez, el ejecutivo nacional de la Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, Juan Churata, expresó que los maestros que trabajan en zonas alejadas son los principales actores de la educación patriota, por lo que agradeció la aprobación de los decretos.”Seguiremos profundizando el proceso de cambio, un maestro es un soldado revolucionario del saber a través de la cultura y de la transformación de conciencias que está en nuestras manos”, agregó.