Campesinos, gremiales, jóvenes y activistas de La Paz, Tarija, Chuquisaca, Cochabamba y Santa Cruz se sumaron a la huelga de hambre iniciada el jueves por el Presidente Evo Morales exigiendo la aprobación de la Ley de Electoral que viabilizará las elecciones generales de diciembre.

Poco antes de las 10 de la mañana del jueves, el Presidente Morales se declaró en huelga de hambre junto al presidente de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) Fidel Surco, el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) Pedro Montes, el ejecutivo de la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) Isaac Avalos, el secretario general de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia (CGTFB) René Albino, y otros líderes sociales.

En el transcurso del día se fueron sumando a la extrema medida dirigentes de las nueve federaciones campesinas y el prefecto interino de Cochabamba Jorge Ledezma. Surco estima que más de mil personas ayunan en al menos 30 piquetes.

Hasta las 19 horas de ayer se habían instalado 14 piquetes en la Prefectura de Cochabamba con aproximadamente un centenar de afiliados a la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba, Federación Departamental de Mujeres Bartolina Sisa, Comité Cívico Popular, Federación Departamental de Gremiales, Jóvenes Trabajadores Sociales Comunitarios, Juventudes FSCTCC, Activistas de la plaza principal 14 de septiembre, OTB Colón, FEDECOR, Magisterio, Distrito 3, Juventud Cercado MAS -ASP, organización Luís Espinal y comerciantes minoristas.

La Central Obrera Departamental de Santa Cruz instaló un piquete en su sede. Radio Erbol informó que ya hay ocho grupos de huelguistas en esa ciudad y en los municipios de Yapacani, San Julián y Montero.

Residentes bolivianos se declararon en huelga de hambre en el Consulado boliviano en Buenos Aires, y Noemi Machicado y Mario Flores Sanabria, integrantes del Consejo Solidario Internacional de Residentes Bolivianos en el Exterior (CSIRBE), anunciaron que se sumarán al ayuno contra el chantaje político de la oposición.

Mineros, campesinos, juntas vecinales y comerciantes de las ciudades de El Alto y de La Paz se encuentran en vigilia en inmediaciones de la Plaza Murillo hasta la aprobación de la Ley Electoral. Los movimientos sociales tienen toda la razón de movilizarse puesto que el Congreso no ha cumplido con su única labor constitucional, dijo el Vicepresidente Alvaro García Linera.

Para la clase obrera está claro que el parlamento es una criatura de la sociedad capitalista, protectora de la propiedad privada y de la sociedad divida en clases sociales. La historia ha demostrado que el parlamento se convierte en expresión de las tendencias más conservadoras de la sociedad en un momento de revolución, manifestó la Confederación de Fabriles en un comunicado.

El gremio fabril planteó “la disolución del parlamento burgués y la estructuración de organismos de democracia directa”. La clase obrera fabril pidió tomar conciencia de la necesidad de ejercer el poder, con su propio instrumento, y efectivizar la alianza obrero-campesina.

Los bolivianos residentes en Europa organizados en el Consejo Pro-Bolivia se declararon en emergencia contra la dictadura de la minoría de senadores opositores “antipatrias y oligarcas que sabotean el mandato popular para convocar a elecciones generales; que rechazan la representación parlamentaria de las nacionalidades indígenas y el derecho a voto de los bolivianos y bolivianas que viven en el exterior”.

El presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas Miguel D´Escoto Brockmann se solidarizó con el Presidente Morales en huelga. Tanto D´Escoto como su gabinete reunido en Nueva York expresaron su apoyo total al Presidente. “En estas fechas tan señaladas de Semana Santa, nuestra solidaridad y nuestros rezos van con el Presidente Morales y su compromiso inequívoco con los más desfavorecidos de la sociedad”, señalo D´Escoto.

La Asociación de las Madres de Plaza de Mayo de Argentina también se solidarizó con el Presidente Morales. “Queridísimo Evo Morales, apoyamos y valoramos tu decisión de hacer una huelga de hambre para exigir que se respete el mandato popular, te abrazamos y te acompañamos en tu valiente decisión”, dice un comunicado firmado por Hebe de Bonafini.

El MAS acude a diferentes mecanismos de presión al Poder Legislativo, primero con la amenaza del cierre del Congreso, luego con la renuncia masiva de los parlamentarios, y ahora con la huelga de hambre; eso es un chantaje al Parlamento Nacional, dijo el senador Walter Guiteras (Podemos).

“Ayer (el miércoles) hicieron el fiasco los parlamentarios del MAS de salir toda la tarde con la ‘cartita‘ de amenaza de renuncia y ahí siguen todos bien sentados y les garantizo que el 30 de abril todos van a estar cobrando su sueldo. Como tuvieron ya dos fiascos, ahora entramos a la desesperación de la ‘dieta presidencial‘ para encubrir el fraude”, opinó el jefe de Podemos Jorge Quiroga.