El ministro de Hidrocarburos y Energía Oscar Coca Antezana opina que la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) carece de tecnología y capital para emprender por sí sola la explotación de litio, razón por la cual pretende entregar las grandes reservas del Salar de Uyuni a una automovilística privada, denunciaron los campesinos del altiplano sud del departamento de Potosí.

“Nos causa mucha extrañeza que gente como el Sr. Oscar Coca Antezana intenta hacer fracasar el proyecto de la explotación del litio conformando una empresa mixta, cuando nosotros, con mucho esfuerzo y gracias al apoyo de nuestro hermano Presidente Plurinacional de Bolivia Evo Morales Ayma, hemos iniciado la construcción de una Planta Piloto de Litio 100% estatal a cargo de la Comibol”, dice un pronunciamiento público de la Federación Regional Única de Trabajadores Campesinos del Altiplano Sud (FRUTCAS), de la Federación Sindical Única de Mujeres Campesinas del Altiplano Sud (FSUMCAS), y de las Centrales Provinciales de las cinco provincias del sudoeste potosino.

En el pronunciamiento fechado el 26 de marzo, las organizaciones sociales reprocharon a Coca por haber declarado a nombre de indígenas y campesinos pobres que “durante años hemos esperado que algún empresario rico venga al país a invertir (…) y tengamos una nueva visión de empresarios”.

“Queremos decirle al Sr. Ministro que por la mente de los que habitamos el sudoeste potosino jamás pasó esta idea; por eso desde los años 90 hemos luchado contra (las empresas) Lithium Corporation, Non Metalic y Quibórax, y las expulsamos del país porque quisieron apropiarse de las grandes reservas de litio que tenemos en nuestro Salar de Uyuni”, recordaron la FRUTCAS y FSUMCAS.

Los campesinos potosinos siempre manifestaron que el Estado debe asumir el 100% del negocio del litio; y ahora reiteran que no es posible conformar una empresa mixta con un privado para explotar un tal vez el mineral más valioso y estratégico que tiene el país.

Según las organizaciones sociales que integran la FRUTCAS y FSUMCAS, “es mentira que no tenemos tecnología ni capital”, como afirma Coca. “Acaso estamos construyendo la Planta Piloto con tecnología y capitales externos? Mentira, es 100% estatal, y estamos seguros que también se podrá conseguir préstamos de países amigos para la industrialización del litio.

Si se logró financiamiento de 400 millones de dólares para la construcción del camino Santa Cruz – Puerto Suárez, los campesinos potosinos confían en que será más fácil conseguir 250 millones de dólares para la explotación del litio porque se trata de una inversión estratégica, productiva que generará ingresos a la región, al departamento y al país.

La FRUTCAS, FSUMCAS y otras organizaciones sociales repudian a los “tecnócratas que dicen que los bolivianos no tenemos tecnología, cuando estos señores ni siquiera conocen el Salar; opinan, sugieren, escriben, detrás de sus escritorios y laboratorios (…) La tecnología no se copia, se construye; las formas de extraer el carbonato de litio no son iguales en Chile, Argentina y otros países. ¿Hasta cuando los bolivianos nos vamos a automarginar?”

Las organizaciones sociales del sud potosino se declararon en contra del ministro Coca porque quiere entregar a una sola empresa privada automovilística las grandes reservas de litio “del mundo”, recursos estratégicos de Bolivia, sin tomar en cuenta que las empresas transnacionales se llevan las utilidades y no reinvierten en el país.

Las organizaciones sociales que impulsan el proyecto minero en beneficio de toda Bolivia manifiestan en su pronunciamiento público:

– Repudiamos al Ministro Coca por hablar a nombre de indígenas originarios campesinos cuando no lo conocemos en las filas de las organizaciones sociales.- Nunca pedimos que algún rico venga al país a salvarnos ni a convertirnos en empresarios. Nuestra meta es explotar el litio los y las bolivianas a través del Estado Plurinacional y a cargo de la Comibol.- Continuar con la Planta Piloto de Litio hasta llegar a la producción de carbonato de litio, posteriormente a la fábrica de baterías de litio y de automóviles si fuera posible.- Pedimos a todas las organizaciones sociales del país que apoyen la continuidad del proyecto de explotación del litio 100% estatal, y rechazar las ideas privatizadoras.- No permitiremos que se incruste a ninguna empresa privada en el proyecto del litio. – Aplaudimos el apoyo del compañero Presidente Plurinacional Evo Morales y le pedimos que no se deje convencer por ideas privatizadoras y capitalizadoras similares a las de Gonzalo Sánchez de Lozada.