Sicilia: El declino de la mafia

Rodolfo Faggioni

febrero 27, 2009Publicado el: 4 min. + -

Palermo, Italia.- Después de los asesinatos de los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino en 1992 por mano de la mafia siciliana y el arresto de los "capos" Salvatore "Totó" Riina y Bernardo Provenzano que estaban preparando la reestructuración que les devolvería el poder perdido en estos últimos 17 años, la "mafia" siciliana se encuentra en estos tiempos en declino. Todo esto gracias a los magistrados italianos que con valor los han condenado a cadena perpetua, a las fuerzas del órden que han realizado centenares de arrestos y controlan con eficiencia todo el territorio.

ltimamente han descubierto un pacto entre el super-contumaz y último cabecilla mafioso Matteo Messina Denaro, políticos, burócrates y empresarios sicilianos que tenían intención de meter las manos en la realización de parques eólicos en Sicilia, es decir la producción de energía eléctrica. En la operación denominada "Eolo" han participado un centenar entre carabineros y policías arrestando a los principales componentes de esta organización criminal. Tampoco se puede hechar de menos el coraje de la Unión de Industriales (Confindustria-Sicilia) de la isla que ha denunciado y expulsado de sus filas a miembros que han tenido contactos con esa organización criminal. y de modo especial al actual gobierno de la Región Autónoma de Sicilia presidida por Raffaele Lombardo que ha instituído una especial comisión que bloquea cualquier tentativo de infiltración de la criminalidad organizada en la administración pública; ha sido también aprobada una ley que preve que los bienes confiscados a la mafia se quedan en Sicilia como un resarcimiento del daño provocado a la imágen de la isla.

La refundación de "Cosa Nostra", así es llamada la mafia en Sicilia, debía recaer sobre los detenidos, algunos de los cuales pertenecientes a las "familias" mafiosas más poderosas de la isla. Según los investigadores, los acusados intentaban resucitar la "comisión provincial": el organismo en el que los mafiosos debaten su estrategia criminal. La "comisión provincial" fue la clave de expansión de Salvatore "Totò" Riina que la dirigió durante varios años consiguiendo el consenso de las familias mafiosas sicilianas.

La policía italiana ha secuestrado dinero en efectivo por un valor de 150 millones de €uros pertenecientes a los "padrinos" que se encuentran actualmente encarcelados. Entre los bienes secuestrados figuran también residencias de lujo, cinco empresas comerciales, un enorme centro comercial y un conjunto de fincas de recreo. Estos tipos de operaciones policiales atacan directamente el sistema financiero de la mafia siciliana que es el principal sistema de capitalización de "Cosa Nostra", cuya principal actividad es el tráfico de estupefacientes.

El origen de esta organización criminal llamada "mafia" se remota a principios del siglo XIX y se trataba de un confederación siciliana dedicada a la protección y al ejercicio autónomo de la ley y más adelante al crimen organizado. Sus miembros se hacían llamar "hombres de honor" y eran dueños de vida y de muerte de los afiliados y no. Con el pasar de tiempo, esta organización se ha generalizado y, en la actualidad se emplea para denominar a grandes grupos dedicados al crimen organizado.

Algunos historiadores suelen coincidir que nació a instancias de los terratenientes sicilianos como brazo armado con que doblegar a los pequeños propietarios, formándose inicialmente con bandas de soldados excedentarios a los que la abolición del regimen feudal siciliano dejó sin empleo. Esta especie de policia irregular fue disuelta por Giuseppe Garibaldi en 1860, aunque continuó su existencia convertida en una organización clandestina der caracter delictivo. Sus miembros están obligados a seguir un rígido código de conducta, llamado "omertá", que exige evitar cualquier contacto o cooperación con las autoridades.

Atrás