Moscú (ABI) – Los presidentes de Bolivia y Rusia, Evo Morales y Dimitri Medvédev, respectivamente, firmaron el lunes en Moscú una declaración conjunta para robustecer la cooperación bilateral en materia energética, defensa y lucha antidrogas.

En conferencia de prensa en el Kremlin, sede de los poderes de Rusia, Medvédev destacó el impulso que cobró la relación bilateral tras la firma de los acuerdos con Morales.

Bolivia "es un socio con perspectiva", exaltó el gobernante ruso, luego de estampar su rúbrica en los convenios.

Por su lado Morales destacó que ambos países comparten una visión común en un abanico de temas, desde las previsiones climáticas y respeto a la naturaleza, hasta la seguridad global.

Morales inició el domingo una visita de poco más de 24 horas por Rusia, la primera de un mandatario boliviano a Moscú.

El Jefe de Estado de Bolivia exploró en Rusia una programa de inversiones petroleras por 4.500 millones de dólares, 3000 de los cuales se desembolsarán en el mediano plazo.

La estatal petrolera rusa Grazprom planea aterrizar en Bolivia, que posee la segunda reserva de gas de Sudamérica (47 trillones de pies cúbicos).

Morales y Medvédev acordaron el establecimiento de mecanismos de cooperación para la lucha antidrogas del país sudamericano, que ha prescindido, unilateralmente, de la ayuda de Estados Unidos en esta materia.

Bolivia se ha convertido en un país de tránsito de droga factura en Perú, después de erradicar del central Chapare más de 50.000 hectáreas de plantío de coca, base para la fabricación sintética de cocaína.

Bolivia ha erradicado entre 2006 y 2008 cerca de 18.000 hectáreas de la hoja, cuyas propiedades medicinales ponderan hace siglos los originarios de los Andes sudamericano.

El mandatario boliviano también gestionó cooperación para las Fuerzas Armadas de su país.

Morales, a quien acompañan los ministros de Hidrocarburos, Oscar Coca, y de Defensa, Wálker San Miguel, además del portavoz Iván Canelas, partía el lunes por la noche a París, segundo y último destino de sus corta gira europea, donde se entrevistará con su par galo Nicolás Sarkozy.

El dignatario boliviano sostendrá, el mismo martes, una reunión con el francés Grupo Bolloré, que expuso su interés de explotar los yacimientos de litio del sur andino boliviano.

Bolivia posee más de la mitad de la reserva mundial de litio, mineral no pesado ni contaminante de alta demanda en la industria automotriz planetaria.

Bolloré ha susctito un convenio para abastecer la demanda de baterías de litio para la novísima industria de carros eléctricos, en proceso de fabricación por el grupo italiano Pininfarina.