Juan Ramón Quintana: las acusaciones del ex jefe de la Aduana no tienen asidero alguno y se caen por su propio peso

Opositores enjuiciarían al "súper" ministro de Evo acusado de "armar" a campesinos y proteger a contrabandistas

Redacción Bolpress

diciembre 4, 2008Publicado el: 5 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El ex presidente de la Aduana Nacional César López declaró que el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana y el almirante Landelino Rafael Bandeira, actual prefecto interino de Pando, están involucrados en un escandaloso caso de contrabando en Pando. El ministro se defendió diciendo que las acusaciones son falsas, temerarias y no tienen asidero. La oposición pide al Presidente Evo Morales que destituya a Quintana.

César López informó a la Comisión Especial de Diputados que investiga el hecho que informes "claros y contundentes" de miembros del Comando Operativo Aduanero (COA), del Fiscal de zona franca, de otras autoridades de Cobija y algunos videos indican que comerciantes "sí tuvieron la autorización del ministro Quintana así como del contraalmirante Bandeira" para transportar contrabando.

Estos delincuentes fueron detenidos el 27 de julio en la población pandina de Santa Rosa con mercadería de contrabando en 33 camiones. López reveló que los contrabandistas se habrían reunido con el ministro Quintana en Palacio de Gobierno.

El ministro de la Presidencia explicó que su supuesta vinculación con actos ilegales cae por su propio peso, ya que en el momento que se detuvo a los 33 camiones no existía el Comando Operativo Aduanero y menos un funcionario del COA en toda la región pandina. Quintana destacó el trabajo de efectivos de las Fuerzas Armadas, quienes interceptaron a los camiones.

"Esta penosa y lamentable acusación respecto a un presunto involucramiento de un Ministro y de un Prefecto no tiene asidero alguno", pues fue a partir del secuestro de los camiones que se instaló el COA para luchar contra el contrabando, un "detalle fundamental para esclarecer este episodio lamentable", se defendió Quintana.

"Episodios de esta naturaleza contra el gobierno o contra funcionarios que están luchando contra la corrupción nos fortalecen, nos revitalizan el compromiso y nos colocan en primera línea frente a estas actividades ilegales". Enfatizó que el Poder Ejecutivo continuará inflexible en la lucha contra el flagelo para dignificar al país.

Quintana anunció que en los próximos días presentará los resultados de una auditoría que demuestra que la administración de la zona franca de Pando se habría convertido en un santuario de la ilegalidad, una fuente de recursos para financiar actividades políticas, y "una chequera en blanco para el ex prefecto Leopoldo Fernández y sus amigotes".

"Está claro que aquí ha habido una mala actuación de las autoridades de turno", declaró el presidente de la Comisión Especial de Diputados que investiga el caso Javier Zavaleta, y prometió que esa instancia legislativa identificará y procesará a los responsables del ilícito sin importar su condición política.

El diputado Arturo Murillo (UN), miembro de la Comisión, anticipó la responsabilidad de prefecto Rafael Bandeira y de otras autoridades de gobierno, pero "no se pueden anticipar juicios o nombres de los responsables, sin son culpables o no", mientras no concluya la investigación.

El próximo martes, la Comisión especial escuchará los testimonios del ministro Quintana, del prefecto Bandeira y de la delegada Presidencial Nancy Texeira.

La oposición pide la cabeza de Quintana

Las declaraciones de Cesar López revelan que la masacre del 11 de septiembre en Pando fue perpetrada por el ministro Quintana para encubrir una red de corrupción y contrabando digitada desde Palacio Quemado, apuntó el jefe del opositor Podemos Jorge Tuto Quiroga. En su criterio, el gobierno usa el informe de Unasur para ocultar la responsabilidad del Ministro.

Tras la revelación de López resultaría inevitable una investigación del Congreso o del Ministerio Público, y sin lugar a dudas el Presidente va a tener que adoptar alguna decisión, porque dar órdenes y posibilitar el paso del contrabando de mercancías es un delito, señaló el senador Carlos Borth (Podemos).

Borth dijo que si se comprueban las denuncias con soportes documentales, probablemente sea factible un juicio de responsabilidades. "Esto es una barbaridad y no alcanzamos a comprender por qué don Evo Morales Ayma no puede deshacerse de Quintana", comentó el senador de Podemos Roberto Yañez.

La oposición descarga toda su artillería para derribar al ministro Quintana. Se trata de una maniobra para liberar al ex prefecto Fernández preso en el penal de San Pedro en calidad de principal acusado de la masacre de al menos 20 campesinos, observó el ministro de Defensa Walker San Miguel.

Los prefectos de Santa Cruz Rubén Costas, de Beni Ernesto Suárez, y de Tarija Mario Cossío intentan someter a un juicio de responsabilidades a los ministros Quintana y Alfredo Rada, acusados de instigar a la violencia en Pando y de armar a campesinos.

Los opositores están furiosos porque varios cabecillas del frustrado golpe cívico empresarial fueron detenidos en las últimas semanas, y temen que el próximo en caer sea el agroindustrial Branco Marinkovic, uno de sus líderes máximos.

Atrás