900 efectivos del Ejército y de la Policía salen a cazar traficantes

"Puño de hierro" y al menos 5 años de cárcel para contrabandistas de GLP, diesel, gasolina y kerosene

Redacción Bolpress

noviembre 13, 2008Publicado el: 5 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Contrabandear gas licuado de petróleo (GLP), diesel oil, gasolina y kerosene ahora es considerado un delito tan grave como el tráfico de cocaína, y se castiga según lo previsto por la Ley 1008: entre 5 y 25 años de cárcel, y secuestro de vehículos y bienes de los delincuentes. Este jueves comenzó la cacería de contrabandistas con un operativo nacional denominado "Puño de hierro".

Desde hace varios meses, las ciudades del eje troncal del país sufren desabastecimiento de GLP, diesel y otros carburantes, problema que se agravó en las últimas semanas y que ha obligado a las autoridades a estudiar la posibilidad aumentar los volúmenes de importación.

Según el gobierno, el fenómeno no se debe a un repentino aumento de la demanda en el mercado interno sino a la proliferación del contrabando de carburantes a Perú y Brasil y a un "escalada especulativa desatada por muchos malos ciudadanos bolivianos que utilizan los carburantes para lucrar", explicó el superintendente de Hidrocarburos Guillermo Aruquipa.El problema es serio, ya que el Presidente Evo Morales reveló que fue descubierta una red de contrabandistas en la estatal petrolera YPFB y en la Aduana, la cual está integrada por funcionarios de bajo rango.

En ese contexto, el gobierno de Morales instruyó a la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Aduana, Ministerio Público y Superintendencia de Hidrocarburos que pongan en marcha hoy el plan anticontrabando "Puño de hierro". Al menos 900 efectivos militares y policiales realizarán un control riguroso del tráfico ilícito de carburantes y algunos de ellos ya custodian surtidores y escoltan cisternas.

Además, el gobierno dictó el decreto supremo 29788 que dispone el procesamiento de contrabandistas de carburantes aplicando la controvertida ley antidrogas 1008, criticada por su extrema dureza.

A partir de ahora, las personas y los propietarios de distribuidoras de carburantes que sean descubiertos en posesión ilícita de sustancias controladas como gasolina, kerosene, diesel oil y GLP serán procesados en el marco del artículo 48 de la 1008. Quienes sean sorprendidos infraganti irán a la cárcel.

"El decreto (29788) es similar a la Ley 1008 porque todas aquellas personas que empiecen con la especulación de estos hidrocarburos se van a someter a lo que dice la nueva normativa", aseguró el comandante nacional del Control Operativo Aduanero (COA) coronel Ramiro Mendoza.

Decreto Supremo 29788

Artículo 1.- (OBJETO).- En presente Decreto Supremo tiene por objeto incorporar en el reglamento de administración de bienes decomisados y confiscados, aprobado mediante Decreto Supremo Nº 26143 de 6 de abril de 2001, procedimientos complementarios a ser aplicados sobre gasolinas, kerosene, diesel oil y Gas Licuado de Petróleo (GLP) en su calidad de sustancias controladas.

Artículo 2.- (FACULTAD DE SECUESTRO). Para los efectos del presente DS se faculta a las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Control Operativo Aduanero y Fuerzas Especiales de Lucha Contra el Crimen y el Narcotráfico y Superintendencia de Hidrocarburos realizar los operativos de secuestro de las sustancias controladas en el artículo precedente. Las sustancias secuestradas serán depositadas en las plantas de almacenaje de YPFB.

Artículo 3.- (ALMACENAJE Y COMERCIALIZACIÓN). El Ministerio Público mediante los fiscales de sustancias controladas, de acuerdo a la normativa vigente dispondrá el almacenaje e inmediata comercialización por parte de YPFB de las sustancias secuestradas referidas en el Artículo 2 del presente DS.

Artículo 4.- (DESTINO DE LOS VEHÍCULOS SECUESTRADOS Y/O INCAUTADOS)

I. Los vehículos automotores secuestrados que fueron utilizados para el transporte ilícito de gasolinas, diesel oil, kerosene y GLP serán entregados bajo requerimiento de fiscal de sustancias controladas en calidad de depósito gratuito a YPFB, entidad que podrá utilizar los mismos para el desarrollo de sus funciones institucionales hasta que la autoridad competente determine su destino final.

II. Los vehículos automotores incautados serán administrados conforme a la normativa vigente.

Artículo 5.- (POSESIÓN ILÍTICA). Las personas que se encontraren en posesión ilícita de las sustancias señaladas en el Artículo 1 del presente Decreto Supremo, serán procesadas conforme prevé el Artículo 48 de la Ley Nº 1008, el Reglamento de Operaciones con Sustancias Controladas y Precursores de Uso Industrial aprobado con Decreto Supremo Nº 25846 y la norma adjetiva vigente.

Artículo 6.- (SUMINISTRO Y FACILITACIÓN DEL TRÁFICO). Si el tráfico de gasolinas, diesel oil, kerosene o GLP, fuese facilitado por estaciones de servicio y demás distribuidores autorizados, se aplicará lo dispuesto en los Artículos 48 y 51 de la Ley Nº 1008, sin perjuicio de aplicar las medidas y sanciones de carácter administrativo que correspondan.

Atrás