¿El fin de América?

Isaac Bigio

noviembre 12, 2008Publicado el: 3 min. + -

Las elecciones de EEUU han mostrado la inconsistencia de dos términos que éste quiere imponer al mundo. Uno, que son América; y dos, que todo el sur del continente es América Latina.

EEUU apenas ocupa un quinto de América y Obama nació a miles de kilómetros de distancia (en Hawái, quien pertenece a otro continente).

Los demócratas ganaron porque duplicaron su anterior votación latina (de menos de 4 millones de votos hispanos en el 2004 a más de 8 millones de éstos). Sin el voto latino Obama no hubiese vencido en 5 de los 9 Estados que viraron desde los republicanos hacia los demócratas y tampoco sería presidente.

Estos 9 a 11 millones de electores hispanos son apenas un número 4 a 5 veces menor que el total de latinos que hay en EEUU e incluso menor al número de indocumentados que allí viven. Varios Estados de EEUU hoy tienen más hispanos que muchas repúblicas latinoamericanas.

EEUU es hoy en población el segundo país hispano y el tercero latinoamericano. Al norte de EEUU está Quebec y su entorno latino del Canadá y al sur hay muchos países donde la mayoría de la población habla lenguas amerindias o germánicas.

EEUU debe dejar de irrogarse (y sin permiso) el nombre de todo un continente, usar como su gentilicio el de ‘estadounidense' y admitir que ya empiezan a ser parte de la ‘América Latina'.

Latinobama

No hay día que no pase en Brixton o Tottenham, los principales barrios afro caribeños al sur y norte de Londres. En todos ellos se nota una alegría por la elección del primer mandatario occidental de su raza.

En estas zonas y en sus entornos también se concentran los hispanos que residen en la cuna del idioma inglés. Ellos también comparten dicho entusiasmo.

Para los 50 millones de latinos que viven en tierras de habla no ibérica la elección del primer presidente no blanco de EEUU les ha mostrado la posibilidad de poder llegar a posiciones de poder en el hemisferio norte.

Después de Obama se torna inevitable que la principal minoría étnica de EEUU (los latinos) quiera tener a su primer postulante a la Casa Blanca. Los republicanos bien podrían captar votos latinos candidateando a un sobrino de Bush de madre mexicana. Los demócratas tienen varios gobernadores o alcaldes hispanos.

El futuro primer presidente latino de EEUU ya está actuando en política. Su eventual llegada al poder, al margen de cual fuese su orientación, acercaría o redefiniría la relación entre las Américas germánica y latina, podría hacer que el castellano se torne en la segunda lengua oficial de la mega-potencia y daría un empuje a la integración de los latinos en el norte industrializado.

Atrás