Santiago de Chile y Washington (PL).- En América Latina y el Caribe se destina menos del 2 por ciento del PIB al sector infraestructura, pese a su alto aporte en la generación de empleo y crecimiento, dijo hoy Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.

La máxima directiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sostuvo que “un comportamiento anticíclico frente a la inversión pública en infraestructura puede ser un instrumento útil para mitigar el impacto de la crisis financiera mundial”.

Al inaugurar el seminario internacional Infraestructura 2020: Avances, déficits y desafíos, Bárcena señaló que la región debería poner especial atención en los sectores que más estimulan a la economía real, mientras se logra un rediseño de la arquitectura financiera internacional.

La infraestructura ligada a la obra pública y a las alianzas público-privadas representa la mejor alternativa, porque genera empleo y crecimiento, insistió.

El problema histórico de América Latina y Caribe, subrayó, es que se gasta menos del 2 por ciento del PIB en infraestructura, en circunstancias que se requiere invertir en el sector entre el 5 y 6 por ciento (Asia gasta entre 6 y 8 por ciento).

Reconoció, sin embargo, que las necesidades de inversión en infraestructura no cuentan con el respaldo financiero requerido ni de los gobiernos, ni de los organismos multilaterales, ni del sector privado, en los términos y montos que se requieren para cerrar las brechas de los distintos déficits y afrontar los desafíos de una economía globalizada.

En el seminario participan siete ministros latinoamericanos de infraestructura, obras públicas, transporte y planificación, así como representantes de gobiernos, organismos multilaterales y empresas privadas.

El ministro chileno de Obras Públicas, Sergio Bitar, destacó la conveniencia de evaluar qué tipo de infraestructura se requiere para adaptarse a los escenarios mundiales, responder a las demandas nacionales y la integración latinoamericana.

En la reunión se analiza también la identificación de déficits de infraestructura, su relación con la equidad social y los desafíos en materia de políticas públicas y se busca definir una agenda para la acción en el ámbito de la infraestructura económica, con énfasis en el sector del transporte.

Mayor intervención estatal

A pocos días de una cumbre en Washington para buscar soluciones a la actual crisis financiera, el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) reclamó hoy una intervención adicional del Estado para prevenir la recesión global.

Según la entidad, considerada el grupo de presión bancario más importante del mundo, es necesario una mayor intromisión en el sector privado, aunque esta debe ser temporal.

En una carta abierta dirigida al presidente estadounidense, George W. Bush, el IIF instó a los líderes del orbe a coordinar en forma efectiva los esfuerzos para estabilizar el sistema financiero.

Sin embargo, muchos especialistas advierten que las medidas de ayuda estipuladas hasta el momento en muchos países no han resuelto la situación que se agrava por día.

Los mandatarios y representantes de las principales economías industrializadas y emergentes del planeta, discutirán este fin de semana las políticas gubernamentales que deben emprender para una revisión regular de las finanzas a escala internacional.

La coyuntura de crisis en el mercado monetario global, propició esta reunión en un escenario en el cual el Fondo Monetario Internacional pronosticó la semana última un crecimiento económico mundial de solo 2,2 por ciento para 2009, cifra que marca recesión.