Costas "decepcionó" a Marinkovic; Tuto no es bienvenido en Santa Cruz

Opositores en pos de un "frente amplio" para recuperar la moral y la unidad

Redacción Bolpress

noviembre 4, 2008Publicado el: 11 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La constitucionalización de un régimen autonómico que otorga amplias facultades legislativas y ejecutivas a los gobiernos departamentales, y una política de tierras más tolerante con los grandes propietarios son algunas conquistas de la oposición en el último conflicto. La derecha tuvo que sacrificar su unidad institucional y aceptar el proyecto constitucional masista "manchado de sangre" y la reelección de Evo Morales.

La derecha se ha fragmentado luego del fallido conato golpista contra el gobierno de Morales. Cívicos autonomistas y sus grupos de choque como la Unión Juventud Cruceñista tienen menos apoyo popular y empresarial, y se han distanciado de las esferas políticas de las prefecturas, especialmente en Santa Cruz.

Dejó de existir el Comité Insterinstitucional de Sucre que luchaba por el traslado de los poderes Ejecutivo y Legislativo a Chuquisaca, pero ni siquiera pudo incluir el tema en los debates de la nueva Carta Magna, reconoció el ex constituyente Edgar Arraya, miembro de la entidad cívica.

Podemos, la principal fuerza opositora en el Congreso, ya no existe como agrupación política formal reconocida por la Corte Nacional Electoral. La derecha autonomista de tierras bajas desconoció a Jorge "Tuto" Quiroga como su representante en el Congreso.

El Consejo Nacional Democrático (CONALDE), pretendido estado mayor de la oposición, se ha transformado en el "Consejo Nacional de Difuntos - CONALDI", ironiza el ministro de gobierno Alfredo Rada.

En la otra esquina del cuadrilátero político, el gobierno más fornido espera el próximo round, vivado por decenas de gobiernos, organismos internacionales y movimientos sociales de todo el mundo.

Jefas y jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la XVIII Cumbre Iberoamericana felicitaron y respaldaron al pueblo y gobierno de Bolivia "por el fortalecimiento del proceso de diálogo interno promovido por el Presidente Evo Morales, el cual a través de la inclusión de todas las fuerzas políticas y sectores de la sociedad boliviana, en el marco del respeto a las instituciones democráticas y al Estado de Derecho, favoreció la adopción por el Congreso de Bolivia, el 21 de octubre de 2008, de la ley de Convocatoria a Referéndum Dirimidor para la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado".

La derecha perdedora

El 15 de mayo, una semana después de la aprobación del estatuto autonómico cruceño en un referéndum ilegal, Rubén Costas declaró autónomo al Gobierno Departamental de Santa Cruz y se autoproclamó Gobernador, mientras que el Consejo Departamental se transformó en Asamblea Legislativa Departamental.

Se supone que desde ese día Santa Cruz comenzaba a ejercer 43 "competencias exclusivas" como gobierno departamental, entre ellas la tierra, agricultura y ganadería; aprovechamiento forestal, servicios, impuestos, comercio e industria, entre otros rubros.

El cívico Branko Marinkovic confesó al periódico argentino El Clarín que la concreción de la autonomía debía ser un proceso largo y dialogado, contradiciendo la propaganda electoral cruceña que prometía autonomía al día siguiente a la aprobación del estatuto.

Mientras el prefecto cruceño anunciaba la creación de una Delegación Prefectural de Comercio Exterior y Exportaciones de la Prefectura del Departamento de Santa Cruz, los productores de aceite, entre ellos Marinkovic, aceptaban regulaciones gubernamentales en materia de precios en el mercado interno para habilitar la exportación de sus productos.

El espaldarazo de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) al gobierno de Morales aisló internacionalmente a los sectores separatistas radicales del movimiento autonomista.

Los prefectos del CONALDE enviaron una carta a UNASUR para ratificar su "indeclinable apoyo al proceso democrático y a la coexistencia pacífica entre bolivianos", así como su "profundo sentido de unidad nacional". Se quejaron de la "propaganda mal intencionada" del gobierno de Evo contra su movimiento; de las violaciones a los derechos fundamentales de las personas, "del odio racista y del genocidio en las regiones bolivianas que optaron por la autonomía".

"No somos cuatro familias, ni somos los ricos y abusivos terratenientes como le gusta hacernos parecer, somos una población alegre, con voluntad de desarrollo, y que mira al mundo con esperanza, representamos a mas de 3 millones de habitantes, que no están de acuerdo con un modelo de gobierno que solo busca al reivindicaciones históricas y que busca con ello pasar la factura del pasado a los que nacimos y hoy vivimos en Bolivia", explicó el CONALDE a UNASUR.

Branko Marinkovic recorre el mundo desde hace un mes buscando apoyo, pero no convence ni siquiera sus aliados en otros países. "En el plano de la comunicación y de la capacidad de conmover al resto del mundo, Evo Morales está ganando la batalla", advirtió el analista conservador Manuel Mora y Araujo en un artículo titulado "Las falencias comunicacionales del autonomismo".

Según Mora, en el mundo no se comprende bien la realidad boliviana: "Tiende a aparejarse con facilismo al autonomismo con la "derecha" y con la explotación de los más pobres y de los indígenas del altiplano, los "collas" (....) Se ignora casi todo de la historia de un país que casi nunca en sus casi dos siglos de vida independiente fue realmente un país, y del origen histórico de los distintos clivajes que han hecho de él, a través del tiempo, uno de los países políticamente más inestables de América...".

Mora atribuyó esa mala comprensión que tiene el mundo de Bolivia a "un déficit de los autonomistas, tanto o más que a un éxito del gobierno de Morales. Parte de este déficit empieza por el hecho de que no parecen tener conciencia de la importancia de la comunicación y de las estrategias para formar imágenes. Creen que sus verdades alcanzan; pero la comunicación no es asunto de quien tiene razón sino de quien comunica mejor".

Llegó el momento de hacer un "ajuste de cuentas político y legal" con las dirigencias cívicas y políticas que desataron una brutal arremetida antiestatal dejando estupefacta a la ciudadanía de todo el país, anunció el ministro de Gobierno Alfredo Rada.

No tardaron en proliferar las críticas al CONALDE dentro y fuera del territorio de la ex "media luna". Apareció una "corriente de responsabilidad ciudadana" en Santa Cruz proponiendo el "desmantelamiento" definitivo del Comité Cívico pro Santa Cruz y su brazo "paramilitar" la UJC, "máximas instancias fascistas, golpistas, violentas y reaccionarias".

Los ciudadanos cruceños críticos, en un documento público, convocaron a identificar y a expulsar "a quienes se arrogan soberbia y erróneamente la autoridad moral de nuestros designios sociales (...) Impugnemos el supuesto derecho de representación a estos apologetas del desastre e invitemos a estas personas a que se retiren de la arena pública y amplíen el campo político hacia instituciones de intermediación política de esencia democrática".

Los ciudadanos de a pie reclamaban "cortar el monopolio de la voz única desde el bloque cívico regional, para visibilizar los matices que posee la sociedad cruceña y construir espacios de interlocución que puedan encontrar respuestas a nuestras problemáticas".

Hasta los autonomistas militantes se sintieron defraudados cuando el CONALDE resolvió levantar bloqueos y suspender movilizaciones para no perjudicar los negocios de los empresarios en la Feria de Santa Cruz.

En esos días, los radicales circularon un panfleto advirtiendo a sus dirigentes que "si entregan una sola institución (tomada) al gobierno so pretexto del diálogo, no permitiremos la realización de la Expocruz 2008". Amenazaron con desconocer al Comité Cívico y al Gobernador (Costas) por acciones que a simple vista son traición a su pueblo".

Los radicales cuestionaron a sus líderes: "¿Para que se metieron a dirigir y empezar estas protestas si no iban a poder sostenerlas? Si los animales del MAS querían quemar los bienes de los 'oligarcas', nosotros si lo vamos a llevar a cabo; no se equivoquen, una rebelión entre nosotros será mucho peor que contra los masistas. Señores empresarios no nos subestimen".

El panfleto en cuestión añade: "Señor Prefecto, si ya se orinó en sus pantalones, cámbieselos y asuma con valentía su responsabilidad, empiece por nombrar a las nuevas autoridades que tendrán a su cargo la marcha de las instituciones tomadas. Carajo... que empiece a hacerse realidad la AUTONOMÏA, y la única manera es aplicándola, actúe y no pierda credibilidad, y si no va a poder asumir esa responsabilidad, no nos entregue al socialismo, y tenga la hidalguía suficiente para dar un pié atrás o al costado, dejando que alguien capaz tome las riendas de esto...".

Las juntas vecinales, gremiales, indígenas, trabajadores, campesinos, maestros, estudiantes y gente sin tierra "elevaron al mundo su voz de protesta ante el golpe de estado cívico prefectural, el asesinato, el racismo, el desprecio, el odio, la humillación, la intolerancia y el asalto a las instituciones públicas".

Ante la inutilidad de la conciliación con la derecha inflexible y maximalista, los sectores sociales más radicalizados decían que para vencer a los terratenientes había que tomar físicamente sus tierras, bancos y empresas.

¿Unidad derechista?

Cuando se lucha contra dictadores totalitarios como Hugo Chávez y Evo Morales, ganar batallas de orden moral es mucho más importante que obtener triunfos en el ámbito político, reflexionó el ultraderechista Alejandro Peña Esclusa a sus amigos bolivianos: “Al combatir hombres desalmados e inescrupulosos, la clave del éxito consiste en mantener las propias filas con la moral en alto, para que tengan el ánimo de luchar hasta el final, al riesgo de perder la libertad e incluso la vida”.

“En una encrucijada histórica similar a la que vivió Venezuela en 2002”, advirtió Peña Esclusa a la oposición boliviana que “si abandona a su propia suerte al prefecto de Pando Leopoldo Fernández y a los demás presos políticos, el mensaje al resto de la oposición será devastador, y ya no habrá fuerzas para ganar las batallas políticas que se avecinan, como por ejemplo impedir la aprobación de la nueva Constitución”.

El dirigente opositor venezolano dijo que no luchar por Fernández equivalía a “admitir que la masacre de Pando fue perpetrada por la oposición, cuando en realidad fue ordenada por el gobierno (…) Si la oposición boliviana no quiere caer muy pronto en el pesimismo y en la desmoralización, deberá reformular su estrategia, colocando como primera prioridad la liberación de Leopoldo Fernández”.

No todos los dirigentes de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca defienden a Fernández. Desconocen la nueva CPE solo los ultra radicales sin bandera política porque las autonomías ya están incorporadas en la nueva Constitución que se votará en enero. Los moderados de la regiones autonómicas planifican una "resistencia democrática" al proyecto del MAS.

El prefecto Rubén Costas propuso conformar un frente amplio en base al CONALDE conformado por prefectos y cívicos de Beni, Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca, para participar en las elecciones generales de diciembre de 2009 y enfrentar a Evo Morales que postulará a la reelección.

Nadie sabe quién será el líder de ese frente amplio, toda vez que existen varias cabezas que discrepan entre sí. Difícilmente aceptarán que un "colla", el ex presidente Carlos Mesa, dirija el frente opositor.

El dirigente indígena Víctor Hugo Velasco afín al Comité Cívico cruceño acusó al prefecto Costas y al alcalde Percy Fernández de traicionar a la región en la lucha contra el centralismo de Morales. "Tenemos un ‘prefectuli' y un ‘alcalduli' que han traicionado a los intereses regionales", criticó Velasco y reveló que Marinkovic está "decepcionado" de la actuación de ambas autoridades, informó la agencia ANF.

El analista Jorge Landívar confirmó que hay una "ruptura entre el Comité y la Prefectura", y entre los que continúan la lucha por principios y los que se fijan en sus intereses. "Esto es saludable porque se están redefiniendo los roles a partir de la crisis de liderazgo".

Atrás