Marchistas presionarán a los legisladores para que convoquen al referéndum constitucional "a las buenas o a las malas"

Evo y el CONALDE cierran un ciclo del diálogo y comienza la pugna en el Congreso

Redacción Bolpress

octubre 3, 2008Publicado el: 7 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El 5 de octubre en Cochabamba, el Presidente Evo Morales y los prefectos opositores del Consejo Nacional Democrático (CONALDE) podrían suscribir acuerdos preliminares referidos a la compatibilización de los estatutos autonómicos con la nueva Constitución, a la restitución parcial de ingresos regionales del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y a la elección de autoridades del Poder Judicial. En la reunión del domingo se cierra un ciclo del diálogo político y comienza la pugna por la ley de convocatoria al referéndum constitucional y dirimitorio de la tierra en el Congreso.

El miércoles 1 de octubre, los prefectos Rubén Costas (Santa Cruz), Ernesto Suárez (Beni), Mario Cossío (Tarija) y Savina Cuellar (Chuquisaca) abandonaron "temporalmente" la mesa de diálogo en protesta por la detención del dirigente cívico José Vaca, acusado de dañar un gasoducto.

Los prefectos se quejaron al Presidente por la ola de detenciones "ilegales" y por la persecución a dirigentes cívicos y sociales opositores, en franca violación de un pre acuerdo suscrito por el Ejecutivo y el CONALDE antes de iniciar conversaciones formales hace más de 20 días.

Morales no atendió las quejas del CONALDE y confirmó que esperará a los prefectos el domingo a las 9 horas en Cochabamba para evaluar juntos los avances alcanzados en el diálogo. Los prefectos pidieron al Presidente un plazo hasta este 5 de octubre para que las mesas técnicas lleguen a consensos con miras a mejorar el capítulo de autonomías del proyecto de CPE.

"Con los informes que presenten ambas mesas temáticas (el domingo) se cerrará un primer ciclo de este diálogo, estén o no los prefectos quienes darían una pésima señal si no se hacen presentes", informó el viceministro de Descentralización Fabián Yaksic.

Mientras los técnicos negociaban en Cochabamba, Morales inició diálogos directos con cada uno de los prefectos opositores en la residencia presidencial de La Paz con el fin de encaminar el acuerdo nacional y recoger propuestas de desarrollo regional macros a mediano y largo plazo.

El Mandatario llamó primero a Rubén Costas el domingo 28 de septiembre y le propuso hacer realidad un corredor bioceánico. Costas calificó de positiva la reunión privada y dijo que hay avances en los temas de IDH, autonomías y nueva Constitución. Luego Morales se encontró con el prefecto Cossío y el jueves 2 de octubre con el prefecto de Beni Ernesto Suárez. La prensa informó que ambas reuniones fueron "cordiales y respetuosas". Se prevé que en las próximas horas el Jefe de Estado reciba a la prefecta Savina Cuellar.

Este viernes, el vocero del CONALDE Mario Cossío anunció que sus colegas asistirán a la reunión con el Presidente el domingo, pese a que el gobierno incumplió con casi todas bases del diálogo previamente acordadas.

Cossío recordó que el pre acuerdo establece que se abordaría como temas principales de la negociación el IDH, las regalías, las autonomías y la nueva CPE. Sin embargo, el Presidente y las organizaciones sociales han dicho que no se cambiará ni una coma del texto constitucional.

Cossío dijo que tampoco hay avances en la discusión sobre la necesidad de transparentar el Padrón Electoral, el Registro Civil e Identificación para que en los próximos comicios "no voten los muertos". "Hasta aquí tenemos dos puntos que no están siendo respetados por el gobierno".

Según el prefecto tarijeño, el punto referido al restablecimiento de la paz social y el respeto al estado de derecho tampoco fue cumplido por el gobierno, ya que las regiones levantaron los bloqueos y las medidas de presión para allanar el diálogo, pero miles de campesinos afines al gobierno "mantuvieron un cerco armado a Santa Cruz".

El gobierno se comprometió a suspender la campaña mediática en contra de todas las personas que participaron en las movilizaciones por el IDH y la autonomía, "pero hasta el momento esa campaña se mantiene", reclamó Cossío.

"El gobierno se había comprometido a no impulsar acciones contra dirigentes de departamentos que se movilizaron reclamando los derechos de cada una las regiones, pero no ha cumplido (...) autoridades prefecturales, dirigentes cívicos y ciudadanos opositores al gobierno fueron secuestrados, confinados y ahora son presos políticos en democracia".

Dice Cossío que se violaron los derechos constitucionales del prefecto de Pando Leopoldo Fernández, quien está siendo juzgado por la justicia ordinaria a pesar de que goza de caso de corte en su condición de autoridad electa.

Cossío se refirió al secuestro y detención del dirigente cívico de Villamontes y de otras personas que son perseguidas. "Se ha visto cómo emcapuchados en vehículos con vidrios oscuros están secuestrando gente violando todos los procedimientos legales. Ayer en forma provocativa se apresó a dos personas más".

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana negó que se haya desatado una "persecución política", como señalan algunos medios de prensa, y reiteró que son innegociables las investigaciones y los procesos penales contra ciudadanos involucrados en la toma de instituciones públicas. Ningún delito quedará impune ni será objeto de negociación política, afirmó la autoridad.

Cossío coincidió plenamente con el gobierno que sostiene que la ley y los muertos no se negocian: "Estamos de acuerdo en eso, no se negocian los muertos de Pando, ni los de Sucre, ni los de Cochabamba, ni los actos terroristas de Yacuiba por un militar de Palacio de Gobierno (...) Tampoco se negocian las marchas de milicianos armados hacia Santa Cruz y la amenaza de matar gente de estos sectores afines al MAS".

Cossío resaltó que ningún dirigente social afín al gobierno que amenazó con armas a la ciudad de Santa Cruz fue detenido, y tampoco los que mataron a tres personas en La Calancha en Sucre. Tampoco se conoce qué destino tendrán los terroristas de Yacuiba ni los dirigentes del MAS que anuncian un cerco al Congreso.

"No vemos ninguna acción legal del gobierno para proteger al Estado con la misma fuerza con la que se quiere atacar las otras acciones protagonizadas por los adversarios políticos". "Nuestra respuesta es que la Ley no se negocia, pero se aplica a todos los bolivianos que violen la Ley. Y todas las muertes tienen que tener sus responsables, no sólo aquellas que le interesan al gobierno", exigió Cossío.

A pesar de todo, añadió el representante de Tarija, "los prefectos nunca renunciaremos al diálogo y el domingo estaremos en la reunión con el presidente y nuestros equipos de trabajo seguirán definiendo temas hasta el domingo a pesar de que sabemos que no estamos tratando con autoridades serias y responsables".

En campaña por la Constitución

Los movimientos sociales sospechan que la derecha se rearticula y gana tiempo para "descuartizar" el nuevo texto constitucional o botar a la basura un año de trabajo de la Asamblea Constituyente, y luego golpear con más fuerza.

Por esa razón, el gobierno y representantes de 15 movimientos sociales resolvieron iniciar el 13 de octubre una marcha hasta La Paz, desde la comunidad de Caracollo, para presionar al Congreso y lograr la aprobación de la Ley de Convocatoria al Referéndum Dirimitorio y Aprobatorio de la nueva Constitución Política del Estado (CPE) hasta el 15 de octubre.

El Presidente Morales dijo que la "marcha por la refundación de Bolivia y por aprobación de la nueva CPE va a ser histórica". En un ampliado del Consejo Nacional del Cambio, Morales anunció que la Constitución será llevada al referéndum "de buenas o de malas".

El Vicepresidente Alvaro García Linera advirtió que si fracasa el diálogo en Cochabamba, el oficialismo continuará con el proceso para la aprobación de la nueva Constitución, la cual no será modificada como piden las autoridades departamentales.

Atrás