Miembros del Consejo de Seguridad incapaces de romper su adicción a la guerra son responsables de los graves quebrantamientos y amenazas a la paz y a la seguridad internacionales

Evo y Lula: Pasó el tiempo del imperio y comenzó a construirse el mundo multipolar

Redacción Bolpress

septiembre 24, 2008Publicado el: 9 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Las rebeliones populares que se extienden por todo el mundo contra las políticas capitalistas en crisis múltiple muestran que ha llegado a su fin el tiempo de los imperios que imponen modelos económicos dañinos y que castigan a los gobiernos rebeldes, proclamó el Presidente Evo Morales. Se está construyendo la nueva geografía política, económica y comercial de un mundo multipolar, dijo el presidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva. El nuevo presidente de la Asamblea General de la ONU dice que ha llegado la hora de democratizar las Naciones Unidas.

Con la participación de más de 120 jefes de Estado y de gobierno, ministros y funcionarios de alto nivel de 192 Estados miembros, la 63 sesión de la Asamblea General de la ONU inició este martes debates en torno a dos temas centrales: el impacto de la crisis mundial de alimentos en la pobreza y el hambre y la democratización de la ONU.

El nuevo presidente de la Asamblea General de la ONU Miguel D'Escoto pidió reconocer con valentía que existen grandes inequidades en el mundo que son bombas de tiempo. "Más de la mitad de los seres humanos en la Tierra languidecen en el hambre y la pobreza mientras que, por otro lado, cada vez se gasta más en armas, guerras, lujos y cosas totalmente superfluas e innecesarias".

En un contexto de crisis generalizada del capitalismo y de decadencia de Estados Unidos como potencia hegemónica mundial, el nuevo presidente de la Asamblea General resaltó que el objetivo central de las sesiones es debatir sobre la democratización de las Naciones Unidas.

Es "impostergable" un diálogo de alto nivel sobre ese tema durante tres sesiones de cinco días cada uno, dijo D'Escoto. La primera versará sobre las instituciones de Bretton Woods, agencias especializadas de la ONU: "Tanto el FMI como el Banco Mundial son básicamente controlados por Estados Unidos y Europa. Ambas instituciones han sido y siguen siendo utilizadas como instrumentos de dominación".

La segunda sesión, agregó D'Escoto, se dedicará a la revitalización de la propia Asamblea, facultándola mediante la transferencia del poder acumulado "incorrectamente" por el Consejo de Seguridad.

El Consejo de Seguridad será el tema de la tercera sesión. "Por triste que resulte tener que admitirlo, es innegable que graves quebrantamientos y amenazas a la paz y a la seguridad internacionales están siendo cometidos por miembros del Consejo de Seguridad, incapaces de romper su adicción a la guerra. En algunos, el privilegio del veto parece habérseles ido a la cabeza, los ha confundido y les ha hecho pensar que tienen el derecho de hacer lo que quieran con impunidad", recalcó D'Escoto.

El presidente de Panamá Martín Torrijos cuestionó la poco efectiva labor del Consejo de Seguridad que no ha podido mediar el conflicto entre su país y Estados Unidos que mantuvo un enclave colonial durante todo el siglo XX. El organismo de la ONU no pudo siquiera invitar a las partes a llegar a un acuerdo porque un proyecto de resolución al respecto fue vetado.

D'Escoto enfatizó que el cambio climático, los esfuerzos por privatizar el agua, el armamentismo, el terrorismo y la situación Palestina, entre otros problemas, fueron creados por el hombre y tienen como una de sus causas la falta de democracia al interior de la ONU.

Desde su fundación, la ONU ha hecho muchas cosas loables, añadió, pero debería admitir su fracaso en la eliminación de las guerras, el desarme y la seguridad internacionales. Pidió a todos los Estados miembros desterrar la prepotencia y no agredir a sus vecinos en 2009, año de la Reconciliación mundial.

Mundo multipolar

El presidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva destacó que las naciones del Sur cumplen un papel fundamental en la construcción de un mundo multipolar con la creación de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), el primer tratado que congrega a todas las naciones de Sudamérica en 200 años de vida independiente.

Unasur busca y encuentra soluciones regionales a los problemas regionales a través del diálogo directo y sin la intermediación de las grandes potencias. Las naciones del sur se integran y descartan poco a poco el viejo alineamiento conformista a los centros tradicionales de poder, y están cumpliendo un nuevo papel en el diseño de un mundo multipolar.

Está en curso la construcción de una nueva geografía política, económica y comercial en el mundo. "En el pasado, los navegantes miraban a la estrella polar para encontrar el norte, como se decía. Hoy, estamos buscando las soluciones a nuestros propios problemas, contemplando las múltiples dimensiones de nuestro planeta. Nuestro norte a veces está en el sur", dijo Lula en su intervención en el pleno de la Asamblea General de la ONU.

Crisis financiera

"Necesitamos un nuevo entendimiento de la ética y la gobernanza de los negocios, con más compasión y menos fe incondicional en la magia de los mercados", declaró el secretario General de la ONU Ban Ki-moon en referencia a lo que los expertos califican como la peor crisis financiera.

El titular de la ONU pidió a los Estados miembros el mayor de los compromisos y toda la ayuda posible para afrontar las distintas crisis que atraviesa el mundo. "No estaría haciendo mi trabajo si no destacara qué tan peligroso es suponer que la ONU pueda resolver los complejos problemas actuales sin el total apoyo de sus Estados miembros. Si no se tienen los recursos suficientes, los mandatos no se pueden cumplir".

El presidente de Francia Nicolás Sarkozy describió la actual crisis financiera como la más grave que se haya dado en el mundo desde los años 30 y llamó a aprender las lecciones que de ella se desprenden. Convocó a reconstruir un capitalismo que no esté sometido al criterio de los operadores del mercado, en el que los bancos trabajen para financiar el desarrollo y no para la especulación, y en el que se controle a las agencias de crédito.

El Presidente Da Silva comentó que la codicia desenfrenada de algunos no puede recaer impunemente sobre los hombros de todos. Semejante crisis financiera mundial no puede quedar en manos de especuladores; "una crisis de tales proporciones no será superada con medidas paliativas. Se necesitan mecanismos de prevención y control, y total transparencia de las actividades financieras".

En criterio del presidente brasilero "los organismos económicos supranacionales carecen de autoridad y de instrumentos prácticos para cohibir la anarquía especulativa. Debemos reconstruirlos sobre bases completamente nuevas", es decir espacios multilaterales y confiables como las Naciones Unidas, sin imposiciones.

Nuevos tiempos

El Presidente Evo Morales enumeró las acciones conspirativas del gobierno de Estados Unidos en Bolivia. Recordó que en 2002, por instrucción de la Embajada, lo expulsaron del Parlamento acusándole de narcotraficante y asesino. USAID financió a los partidos conservadores y un ex embajador norteamericano amenazó con cortar la cooperación si el pueblo votaba por Morales, el "Bin Laden Andino".

Cuando llegó al gobierno, Morales encontró una oficina de la CIA en el Palacio de Gobierno. En 2005, enviados de Washington empezaron a desmantelar armas de las Fuerzas Armadas e intentaron controlar a los militares con una fuerza especial de lucha contra el terrorismo, preparada para liquidar a dirigentes sociales anticapitalistas y antiimperialistas.

En 2007, la diplomacia conspirativa ingresó irregularmente a Bolivia munición de guerra para funcionarios de la Embajada. Luego usaron a jóvenes del Cuerpo de Paz para tareas de espionaje interno.

El gobierno norteamericano autoproclamado policía mundial contra el terrorismo no dijo una palabra sobre los actos terroristas autonomistas. "A partir del 14 y 15 de agosto, pequeños grupos conservadores empiezan a gestar un golpe de estado civil contra el gobierno. La coordinadora de la derecha impiden que las autoridades lleguen a cuatro regiones del país, atacan al comando departamental de la policía en Santa Cruz, bloquean caminos en cuatro regiones para dejar sin alimentos a las poblaciones, cercan instalaciones petroleras y sabotean las exportaciones de gas. Tomaron 75 dependencias del gobierno nacional, acallaron la radio y la televisora del Estado ... Latinoamérica entera condenó el terrorismo, pero Estados Unidos no se pronunció", recordó Evo.

Se intentó repetir la historia de los golpes militares en Bolivia, pero el pueblo movilizado y las naciones de UNASUR derrotaron a los conspiradores.

Morales reveló que el presidente Bush le mandó un mensaje: "Si no soy su amigo, soy su enemigo. No me importa ser enemigo de él porque soy amigo del pueblo norteamericano (...) Soy antiimperialista, si me quieren bien, sino también".

Con que derecho este imperio gringo que se hunde en el fraude elabora "listas negras" de países y castiga a gobiernos so pretexto de la lucha contra el narcotráfico. Washington desertifica a países que reducen sus cultivos de coca, y premia a otras naciones donde las plantaciones de coca aumentan sólo porque son pro capitalistas.

El Presidente de Bolivia reflexionó a sus homólogos que si no se entiende que el capitalismo está destruyendo a la humanidad, no se podrán resolver los problemas del planeta. "Se habla tanto del cambio climático, inundaciones, sequías, derretimiento de glaciares, pero si seguimos a este paso todos seremos responsables de la destrucción. No es suficiente plantearnos problemas sino soluciones".

El Mandatario reiteró que su gobierno ha propuesto 10 mandamientos para salvar al planeta y a la vida. Lo primero es acabar con el capitalismo, sinónimo de explotación y saqueo; y renunciar a la guerra, lo que no significa renunciar al derecho a la defensa frente a una agresión.

Bolivia reclama al mundo respeto para la Madre Tierra, que no es una mercancía; que los servicios básicos (energía, agua, etc.) sean derechos humanos y no negocios privados; consumir lo necesario y priorizar el consumo de lo producido en cada país; respeto a la diversidad de culturas y economías y una convivencia en igualdad, solidaridad y complementariedad, es decir un "vivir bien" para todos, sin egoísmos ni ambiciones personales.

Lo más importante de todo, dice Morales, es construir un nuevo mundo sin imperialismo ni colonialismo. "Algunos presidentes piden paz con capitalismo, pero no habrá paz mientras no se respete la dignidad de cada pueblo. No hay paz social en capitalismo por más que sea moderado y ordenado".

Atrás