La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA) comenzó a vender a precio justo aproximadamente 30 toneladas de carne de San Ignacio de Moxos y San Borja en cinco puntos de distribución en las ciudades de La Paz y El Alto.

“Con la intervención de la EMAPA se está trabajando en el restablecimiento del precio justo que es lo que le interesa a la ciudadanía”, dijo la ministra de Producción y Microempresa Susana Rivero. EMAPA “va ha trabajar el tiempo necesario mientras podamos controlar el abastecimiento de los precios”.

Se tienen tratativas con proveedores de carne de Santa Cruz, aunque el principal proveedor de carne para La Paz es el departamento de Beni. La diferencia de precios en promedio es de cinco bolivianos por cada corte.

El gerente de EMAPA Álvaro Rodríguez anunció que tres puntos de venta más serán aperturados en la ciudad de El Alto y aprovechó para “invitar a los carniceros que estén interesados en contribuir a esta medida gubernamental para que puedan acercarse a la empresa y establecer las condiciones en las que produciríamos una alianza estratégica permanente, duradera, que garantice carne de res a la ciudad a precio justo y de buena calidad”.