El Poder Judicial pide levantar el estado de sitio

El Fiscal Uribe no ordenó la detención del prefecto de Pando

Redacción Bolpress

septiembre 16, 2008Publicado el: 4 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El fiscal General de la República Mario Uribe Melendres aclaró que no emitió ninguna orden de detención del prefecto del departamento de Pando Leopoldo Fernández, pues, en su criterio, "no existe motivo alguno". El Poder Judicial solicitó al Poder Ejecutivo que, en una muestra de voluntad política, levante el Estado de Excepción en el departamento de Pando.

"Mi autoridad no ha evacuado ninguna orden de detención. El estado actual del proceso que se ha iniciado no corresponde hacerlo, por lo que la detención del prefecto de Pando Leopoldo Fernández es responsabilidad absoluta de aquellos quienes la hayan ejecutado", dijo el fiscal Uribe.

Explicó que los artículos 111 y 112 de la Constitución Política del Estado señalan que en un Estado de Sitio la autoridad ejecutiva tiene facultades de proceder a la detención de determinadas personas que traman acciones contra el orden público, pero esta autoridad debe ser puesta a disposición del Juez para que se determine lo que en derecho corresponde en un plazo de 48 horas.

Uribe aseguró que la detención de Fernández no perjudica las labores de investigación que realiza el Ministerio Público con un equipo de fiscales en el departamento de Pando. Se está identificando cadáveres, el levantamiento de planimetrías y tomando fotografías en el lugar de los hechos.

"Estamos en la etapa de Antejuicio. En caso de existir prueba imputable en contra del prefecto Fernández y los otros dos acusados, solicitaremos la autorización al Congreso Nacional para realizar la imputación y proseguir con el proceso. Mientras tanto, la comisión de fiscales y el personal del Instituto de Investigaciones Forenses están realizando su trabajo", informó Uribe.

El Poder Judicial se pronuncia

El Poder Judicial de Bolivia reunido con todos sus órganos en la ciudad de Sucre expresó su preocupación por los difíciles momentos que vive el país desde hace algunos días y se brindó para contribuir a la pacificación.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de la Judicatura Eddy Fernández, a nombre de ministros, magistrados, consejeros y vocales, exigió que el Ministerio Público prosiga las investigaciones, sin presiones de ninguna naturaleza, con el propósito de que las instancias jurisdiccionales establezcan las sanciones pertinentes en contra de los culpables de los sucesos luctuosos acaecidos en el departamento de Pando.

Bolivia se encuentra nuevamente al borde del colapso, está en riesgo de perder su condición de Estado unido y convertirse en un territorio fragmentado por los odios irreconciliables y las luchas fratricidas, alerta el Poder Judicial en un comunicado público, pues la importante convocatoria al diálogo efectuada por el Presidente Morales y aceptada por los Prefectos del Oriente y sur del país hoy está al borde del fracaso.

Los magistrados pidieron a los actores políticos y sociales del país deponer actitudes extremas y recordar que una primera obligación que tienen es preservar la unidad de la Patria, respetar la vida, la paz y la tranquilidad de los bolivianos, para lo cual cuentan con un conjunto de instrumentos democráticos para superar las confrontaciones civilizadamente y evitar mayor derramamiento de sangre.

El Poder Judicial insta a otros poderes del Estado, respetando los principios de independencia y coordinación, restituyan la institucionalidad democrática en el país, asumiendo sus responsabilidades en el marco de la Constitución Política del Estado y las leyes. "No permitiremos que ninguno de los órganos ni operadores del Poder Judicial sean afectados por cercenamientos ilegales", advierten los ministros, magistrados, consejeros y vocales.

Atrás