Collas y cambas

Isaac Bigio

septiembre 16, 2008Publicado el: 1 min. + -

Mientras la crisis boliviana hierve, en Londres culminó una conferencia de arqueólogos y etnolinguistas que al reexaminar el pasado andino calentarán el debate del presente.

Según el profesor Cerrón los incas usaban la palabra ‘camba’ como sinónimo de ‘ocioso’ y ‘colla’ de pueblos de habla puquina, una lengua arahuaca muy diferente al quechua o aimara, y que está emparentada a la de los campas peruanos (que prefieren que les digan ‘ashánincas’), o de los mojos cambas del oriente boliviano.

El aimara provino de Chavín (surgido hace 3,000 años en Ancash) y el quechua de Huari (en Ayacucho hace 1,500 a 1,100 años). Los primeros incas provinieron de Bolivia y fueron abandonando su originario puquina para adoptar la lengua del Cuzco (aimara) y luego la del Chinchaysuyo (quechua).

La historia da extraños giros. El término ‘camba’ ya no es usado como un despectivo ante tribus amazónicas sino con orgullo por un nacionalismo blancoide anti-indigenista. La palabra colla es empleada para describir a pueblos cuyas lenguas quechua y aimara les fueron impuestos desde el actual Perú.

Atrás