El gobierno dicta estado de sitio en Pando

Redacción Bolpress

septiembre 12, 2008Publicado el: 3 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El gobierno del Presidente Evo Morales dictó este viernes 12 de septiembre estado de sitio regionalizado en el departamento de Pando, un día después de la masacre de más de 10 campesinos en la población de Porvenir, aproximadamente a 30 kilómetros de la ciudad de Cobija. El Poder Ejecutivo pide al Congreso que procese al prefecto Leopoldo Fernández.

La madrugada del jueves, paramilitares, sicarios extranjeros y funcionarios de la Prefectura de Pando armados masacraron a más de 10 campesinos, zafreros y colonizadores, e hirieron a más de 40 personas con armas de fuego.

La delegada presidencia Nancy Texeira dijo que la masacre fue organizada por el prefecto Leopoldo Fernández, integrante del grupo opositor de ultra derecha que ha iniciado un golpe de estado civil de corte fascista, con foco en el departamento de Santa Cruz.

La delegada presidencial, que se declaró en la clandestinidad, denunció hoy que los paramilitares continuaban persiguiendo en el monte a los campesinos, en tanto que las ambulancias no podían a rescatar a los heridos.

El senador pandino Abraham Cuéllar informó que siguen apareciendo cuerpos sin vida en la zona de la masacre. "Se encontraron seis cadáveres más en las playas de El Porvenir, tenemos reportes de que hay muchos muertos más en inmediaciones de Filadelfia y Tres Barracas. Ya no hay garantías para nadie, ni la Policía, ni el Ejército pueden pasar".

"Este Prefecto merece la cárcel por intimidar a la población y masacrar a los campesinos; estamos cansados de él. Pero lo más triste es que el gobierno nos ha abandonado, nos ha dejado solos y hasta el momento no ha tomado ninguna decisión", reclamó Texeira esta mañana.

"Pando se puede intervenir, que las Fuerzas Armadas hagan algo, la gente no puede vivir así, no estamos en un tiempo de dictadura, no estamos en tiempo de esclavitud para que los campesinos sean masacrados", clamó Texeira.

Reacción gubernamental

En respuesta a la situación de extrema gravedad en varias regiones del departamento, especialmente en Cobija, Porvenir y Filadelfia, donde se violaron los más elementales derechos ciudadanos, el gobierno boliviano dictó esta tarde estado de sitio regionalizado en Pando mediante decreto supremo 29705, asumiendo su obligación de proteger la vida y las propiedades de los bolivianos frente a la "violencia racista" y a los "crímenes de lesa humanidad".

A partir de la fecha está prohibido portar armas de fuego, armas blancas y cualquier material explosivo en todo el departamento de Pando.

Además, están prohibidas las reuniones políticas, mitines, huelgas, bloqueos y cualquier tipo de movilización callejera.

Se restringe la circulación de vehículos entre 21 y 6 horas, y se prohíbe el tránsito nocturno de grupos de más de tres personas. Los bares, cantinas, discotecas y otras actividades nocturnas deben suspenderse a las 24 horas.

El Ejército y la Policía detendrán a sicarios brasileros y peruanos que participaron en la masacre de campesinos, quienes serán entregados al Fiscal en un plazo de 48 horas.

El Ejército retomó el control del aeropuerto de Pando, ocupado hace varios días por paramilitares del movimiento cívico local. A las 19:00 llegaron a Cobija dos aviones con refuerzos militares.

Las autoridades departamentales serán sometidas a investigación penal. El Poder Ejecutivo solicitó al Congreso iniciar las investigaciones para procesar al prefecto Fernández por la masacre de Porvenir.

Atrás