Ártico

Isaac Bigio

septiembre 4, 2008Publicado el: 3 min. + -

Esta es la primera semana en la historia humana en la cual, gracias al calentamiento global, se puede circunnavegar el polo norte. Es también la primera en la cual una mujer de un Estado por donde pasa el círculo Ártico compite por llegar al poder en una súper-potencia.

Hace más de 13,000 años los primeros humanos llegaron a las Américas caminando desde el Asia hasta Alaska. El derretimiento de los glaciares luego separó a ambos lugares y hoy si sigue avanzando corre el riesgo de sumergir a muchas ciudades costeras de todo el planeta.

Sarah Palin, gobernadora de Alaska, es la primera ártica en llegar tan lejos en política mundial. Sin embargo, ella cree que la conservación de los glaciares y de la fauna polar no es muy importante, pues éstos pueden ser desdeñados si son un obstáculo para atraer inversiones y extraer recursos. Ella no representa a quienes temen cambios climáticos que produzcan nuevos Katrinas, sino a quienes creen que un poco de menos frío en Alaska no está mal si eso produce más petróleo.

Alaska

Esta es la única zona de EEUU por donde pasa el círculo ártico y Palin es la primera postulante en una plancha presidencial estadounidense que proviene de allí. Ella y su esposo han sido sindicados de haber integrado o haber estado ligados al Partido por la Independencia de Alaska (PIA), la única fuerza separatista de EEUU que llegó a gobernar en el siglo XX un Estado (fue en 1990-94).

Alaska es la única parte de América que no fue colonizada desde Europa sino mediante Asia y por Rusia. Los eslavos recién se asentaron en ésta cuando los EEUU se independizaban. En 1867 Moscú se la vendió a Washington y recién en 1959 se convirtió junto con Hawái en el último Estado en entrar a la unión.

Su tamaño (1,700,000 km²) le hace mayor que la suma de casi la mitad de los Estados más chicos de los EEUU, pero tiene menos de 700,000 habitantes.

El PIA no quiere separar a Alaska para inclinarse hacia los nativos o a la izquierda, sino para hacerla más libertaria. Su fundador, Joe Vogler, pidió lanzar bombas nucleares contra los glaciares para evitar que la capital alasqueña (Juneau) no siga tan desconectada.

Palin envío un mensaje a la convención del PIA 2008 sosteniendo que ella concuerda con ellos en disminuir el rol del gobierno y en dar más fuerza a Alaska.

Mientras los ecologistas hablan de buscar preservar a los osos polares o evitar que los pozos y ductos petroleros dañen el eco-sistema casi virgen de Alaska, ella, más bien, quieren explotar al máximo y sin muchas restricciones dicha gran riqueza natural.

Atrás