Prefectos opositores organizan y financian actos criminales, denuncia el gobierno

"Terrorismo autonomista": disparan a militares en Trinidad; toman instituciones en Cobija, incendian casas en Santa Cruz

Redacción Bolpress

septiembre 4, 2008Publicado el: 6 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Grupos de choque tomaron oficinas del INRA, Superintendencia Forestal y Migraciones en Cobija, capital del departamento de Pando. En Santa Cruz intentaron incendiar las viviendas de un dirigente sindical y de un diputado. En Trinidad, grupos de choque hirieron con armas fuego a efectivos militares en un "asalto armado" el martes y ahora amenazan con tomar por la fuerza los cuarteles de la VI División del Ejército. Los "grupos criminales" son organizados y financiados por las Prefecturas opositoras, denunció el gobierno.

Por instrucción del Consejo Nacional Democrático (Conalde), activistas cívicos y prefecturales masificaron los bloqueos de caminos desde las primeras horas de este jueves en Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija. Los cortes de rutas en el sur del país se mantienen inalterables, especialmente en la localidad fronteriza de Villamontes, bloqueada hace 12 días. La capital cruceña está prácticamente aislada por los bloqueos.

El movimiento cívico empresarial tiende a radicalizarse a la cabeza de las Prefecturas, particularmente de Pando y de Beni. El martes en Trinidad "organizaciones criminales" intentaron tomar las oficinas de Impuestos Internos portando armas de fuego, denunció el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

"Lo que sucedió el martes (en Trinidad) no fue una manifestación pacífica, fue un asalto armado", pues en la incursión violenta tres oficiales resultaron heridos por arma de fuego, en tanto que tres sargentos y cuatro conscriptos fueron golpeados y sufrieron quemaduras y heridas por armas blancas.

Fue herido en el muslo derecho por impacto de arma de fuego calibre 22 el mayor de Ejército Fernando Salmón Salazar. Los heridos con armas blancas son el capitán José Arce Velásquez, el subteniente Ever Villarroel Cazas, y los sargentos Hernán Callisaya Choque, Richard Choquehuanca Mamani y Carlos Alvarado Ramos. También resultaron heridos los conscriptos Edilberto Guasinague López, Leonardo Egusime Esmopi, Johnny Morales y Arturo Suárez.

El presidente del Comité Cívico de Beni Alberto Melgar amenazó con enfrentarse a los militares si el comandante de la Sexta División del Ejército coronel Fernando Rocabado no abandona Trinidad. Le dieron 48 horas para que se vaya (plazo que se cumple hoy), pero Rocabado afirmó que no se moverá de su "puesto del deber". Melgar le amenazo: "El plazo sigue corriendo y de ahí para adelante solamente queda su responsabilidad".

En la población de Riberalta, las bandas autonomistas habrían tomado la Superintendencia Forestal, la tercera institución pública ocupada en el departamento.

En Pando, la representante Presidencial Nancy Texeira informó que cívicos, funcionarios de la Prefectura y campesinos asaltan instituciones del Estado desde la tarde del miércoles, encabezados por los ciudadanos Luis Alberto Rojas, Luis Villar, Rudy Atiare, el diputado suplente de Podemos Fermín Terrazas y concejales del municipio de Bolpebra.

Hasta el momento los grupos de choque tomaron por la fuerza oficinas del INRA, Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Superintendencia Forestal, Aduana Nacional, Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) y la Representación Presidencial. Amenazan con ocupar también dependencias de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y cuarteles de las Fuerzas Armadas.

En la ciudad de Santa Cruz, el foco de la reacción derechista, un grupo de minusválidos y activistas irrumpieron en instalaciones de la Representación Presidencial cruceña y tomaron las oficinas del INRA el miércoles. Prendieron fuego a la casa del dirigente de la Central Obrera Departamental de Santa Cruz (COD) Lucio Vedia al promediar las 3 de la madrugada de este jueves y también atentaron contra la vivienda del diputado Alejandro Colanzi.

El movimiento autonomista instaló un régimen de terror en la capital cruceña para acallar a la disidencia local. Activistas de la Unión Juvenil Cruceñista y grupos cívicos amenazaron de muerte a todos los dirigentes sindicales y el líder campesino Isaac Avalos tuvo que declararse en la clandestinidad.

Sanciones

El gobierno aprobó un decreto el 24 de agosto que establece sanciones para las prefecturas y los municipios que ocasionen daños y perjuicios económicos al país con tomas de instalaciones petroleras y cierre de válvulas de gasoductos. Además, se procesará a las autoridades departamentales, locales y a los funcionarios que instiguen a la violencia por los delitos tipificados en el Código Penal.

Este jueves el Ejecutivo emitió otro Decreto Supremo N. 29698 que prevé mecanismos de reparación de daños causados por actos de vandalismo promovidos por las prefecturas. "Los gastos que demande la reparación de daños serán financiados con recursos que les pudiera corresponder a las prefecturas de departamento. Para ello, se autoriza al Ministerio de Hacienda debitar de las cuentas de las prefecturas comprendidas en las previsiones del decreto, los recursos que requieran las instituciones públicas para reparar los daños causados", dice la norma.

El senador Walter Guiteras (Podemos) recomendó al gobierno que no se atreva a descontar ingresos a las prefecturas porque agravará el enfrentamiento. "Estamos haciendo todos los esfuerzos para detener a ese pueblo enfurecido (de Trinidad) que está decidido a tomar los cuarteles de la VI División y sacar a los miembros de las Fuerzas Armadas, más allá del costo de su vida y más allá de cuántas vidas cueste", advirtió Guiteras.

Terrorismo

Los empresarios, cívicos y políticos que dirigen la revuelta autonomista se rebelan frente a un gobierno "autoritario" y "dictatorial" que goza de la confianza de dos tercios de la población nacional. Su objetivo es generalizar la confrontación en el país para evitar la aprobación de una nueva Constitución que condena a muerte al latifundio.

Más que vandalismo, en Trinidad y en otras capitales del oriente boliviano se están cometiendo actos criminales financiados, organizados y pagados por prefectos de la calaña de Ernesto Suárez, que proviene de una fuerza política con raíces ideológicas en la dictadura de Hugo Banzer, denunciaron autoridades del Ejecutivo, Legislativo y dirigentes sociales.

El senador Ricardo Díaz (MAS) advirtió que las acciones de los prefectos y cívicos se están convirtiendo en "terrorismo regional": "Los prefectos no sólo se han convertido en agitadores, en desestabilizadores de la democracia, en puntales de la división del país, estos prefectos de la media luna también se han convertido en terroristas regionales".

Los prefectos opositores arman grupos de sicarios para asaltar oficinas del Estado, agredir a efectivos del orden e intimidar a jefes militares. Por eso el gobierno denunció la instalación de un "terrorismo prefectural".

En declaraciones a la agencia ABI, el Presidente Evo Morales reiteró que las fuerzas de derecha pusieron en marcha un plan subversivo para derrocar a su gobierno. "Las acciones del llamado Conalde en Cobija y Trinidad coinciden con las asumidas durante el levantamiento armado contra la democracia el 17 de julio de 1980. Ahora intenta iniciar un golpe civil tomando instituciones".

--- ---

Con datos de Erbol, Fides y ABI.
Atrás