La oposición de derecha llama a la "resistencia civil"

Movimientos sociales: La mayoría manda, la minoría acata

Redacción Bolpress

agosto 29, 2008Publicado el: 3 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La Brigada Parlamentaria de Santa Cruz, consejeros departamentales cruceños y el jefe del extinto Poder Democrático y Social (Podemos) Jorge Tuto Quiroga convocaron a la resistencia civil y a enfrentar con acciones de hecho al gobierno "de facto" de Evo Morales. Organizaciones sociales, legisladores del MAS y otros aliados del oficialismo no aceptarán más condiciones, presiones ni chantajes de minorías políticas y no permitirán que se frene el proceso de cambio respaldado por dos tercios de la población nacional.

Tuto Quiroga y el presidente de la Brigada cruceña Carlos Pablo Klinsky pidieron a la Corte Nacional Electoral (CNE) y a las cortes departamentales electorales que no acaten el "decretazo" ilegal 29621 que convoca a referéndum constitucional, referéndum dirimidor sobre el límite de la propiedad de la tierra, y a elecciones de prefectos de La Paz y Cochabamba, y de subprefectos y consejeros de los nueve departamentos.

Klinsky llamó a la resistencia civil para rechazar los decretos y resoluciones del gobierno "de facto" que violan los "derechos fundamentales a la libertad y la seguridad". Quiroga anunció que pedirá a organismos internacionales que impidan el "golpe" en Bolivia

"El gobierno pretende implantar un modelo de Estado plurinacional, indígena y campesino originario, sometiendo a todos los ciudadanos de los nueve departamentos a los designios de una monarquía totalitaria, asumiendo el control absoluto y dictatorial del Estado nacional", declaró Klinsky, y convocó a ciudadanos, instituciones y pueblo en general a "cerrar filas en defensa de nuestro modelo de desarrollo productivo, nuestras cooperativas, las instituciones y nuestras autonomías".

La Brigada cruceña propuso aplicar de inmediato el estatuto autonómico, lo que supone tomar control de todas las instituciones públicas y los recursos económicos que genera el departamento de Santa Cruz.

Los parlamentarios cruceños apoyan todas las medidas y acciones que asuman las instituciones cruceñas y el Comité Cívico, "el gobierno moral" cruceño, en defensa de la democracia, la legalidad, y la aplicación de los Estatutos. Exigen a las Fuerzas Armadas y a la Policía que no repriman las movilizaciones y que prevengan derramamiento de sangre.

Las organizaciones sociales del Consejo Nacional para el Cambio (Conalcam) que apoyan a Morales advirtieron que esta vez el 67 por ciento de los bolivianos no se someterá a los caprichos de minorías políticas derrotadas en el referéndum revocatorio del 10 de agosto. El Conalcam define el 3 de septiembre en ampliado nacional las estrategias para aprobar la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

El senador del MAS Antonio Peredo afirmó que el referéndum del 7 de diciembre se realizará "con o sin la aprobación" de los cívicos y prefectos opositores. "Parece que les dolió mucho el referéndum revocatorio (pero) los referendos se van a realizar con o sin ellos; que participen o no participen no va a cambiar el valor de esos referendos".

Los diputados del MAS Gustavo Torrico y René Martínez recordaron a las cortes departamentales que su obligación es acatar las normas y cumplir instrucciones de la CNE porque el "desacato" es un delito penado con cárcel.

Según el diputado Secundino Montevilla, el Conalde vive sus últimos días y los "logieros y racistas tiene contados sus días porque serán destrozados en el referéndum del 7 de diciembre". El dirigente del Comité Cívico Popular de La Paz Edgar Mora afirmó: "Las mayorías mandan y las minorías acatan".

Atrás