Cuatro prefectos opositores dialogarán con el gobierno en La Paz; Costas prefiere ayunar

Redacción Bolpress

agosto 13, 2008Publicado el: 2 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Los prefectos opositores Mario Cossío de Tarija, Ernesto Suárez de Beni, Leopoldo Fernández de Pando y Savina Cuéllar de Chuquisaca aceptaron iniciar el diálogo con el gobierno esta tarde en La Paz. El prefecto de Santa Cruz Rubén Costas prefirió seguir en ayuno reclamando la devolución de recursos regionales del IDH.

El país espera de sus autoridades democráticamente electas cordura y sensatez para transmitir confianza y serenidad al pueblo boliviano. En este sentido, estamos dispuestos a trasladarnos a Palacio de Gobierno de la ciudad de La Paz el día de hoy en horas de la tarde, para lo que esperamos el señalamiento de la hora de la reunión y las garantías necesarias, dijo el prefecto de Pando a nombre de sus aliados del Conalde.

Sin embargo, Rubén Costas prefirió no viajar y continúa en huelga de hambre en la plaza central de la capital cruceña. "Tenemos la decisión firme de recuperar los recursos de los municipios, universidades públicas, para seguir haciendo trabajos para los que más necesitan", afirmó.

Fernández aclaró que no se levantará el ayuno por el IDH, el cual tiende a masificarse. Dijo que en el departamento de Pando ya son más de 500 huelguistas, en Beni son 700 y en Santa Cruz habría más de mil personas en ayuno.

Cossío declaró que el Conalde respondió positivamente a la invitación del gobierno "que llegó tardíamente anoche". "Las delegaciones empezaban hoy la reunión del Conalde y con la mayor apertura hemos decidido aceptar esta reunión y expresar nuestra voluntad de diálogo; hemos insistido que creemos que el mejor camino para restituir la certidumbre y la paz a Bolivia es el camino de la reconciliación y ojalá de un gran acuerdo nacional", comentó el prefecto tarijeño.

El senador de Podemos Roger Pinto propone redactar una nueva Constitución "desde cero", ya que los estatutos autonómicos y el proyecto de Carta Magna aprobado por la Asamblea Constituyente no pueden ser compatibilizados.

El presidente de la Cámara de Diputados Edmundo Novillo pidió a los prefectos del Conalde que cambien de actitud y se abran "a una visión nacional de país". El senador Félix Rojas (MAS) advirtió que si los opositores "no quieren diálogo, entonces el gobierno tendrá que llamar a referéndum dirimitorio para que el país tenga su Constitución aprobada".

Atrás