El gobierno de Evo Morales aumentó el monto de la Renta Dignidad y la amplió la cobertura del bono escolar Juancito Pinto hasta octavo de primaria. El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) Gabriel Dabdoub acusó al gobierno de hacer proselitismo político ofreciendo rentas insostenibles, mientras que el presidente de la Cámara de Senadores Oscar Ortiz (Podemos) criticó la electoralización de los bonos en días previos al referéndum revocatorio.

“Nos preocupa que este tema se trate de electoralizar y que no se lo diseñe como un verdadero instrumento de lucha contra la pobreza. Esto será una oportunidad para revisar las cuentas del Estado y estoy seguro que habrá recursos para pagar ambos beneficios como para devolver el IDH a las prefecturas”, dijo Ortiz.El gobierno anuncia mejoras en los bonos sociales en momentos en los que prefectos y dirigentes cívicos opositores del denominado Consejo Nacional Democrático (Conalde) organizan movilizaciones y huelgas de hambre desde el 4 de agosto exigiendo la devolución del IDH, un impuesto que financia la renta Dignidad.La negociación de nuevos precios de exportación de gas a Brasil, Argentina y la estatización de la industria petrolera mejoraron los ingresos estatales y elevaron considerablemente los ingresos por concepto de Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). El jefe de bancada del MAS en la Cámara de Diputados César Navarro negó que las medidas sean electorales y demagógicas. “Lo que pasa es que la oposición no tiene una buena lectura de la realidad y reacciona hormonalmente”.El gobierno de Evo Morales comenzó a pagar el bono escolar Juancito Pinto de 200 bolivianos anuales el 12 de noviembre de 2006 con el objetivo de frenar la deserción escolar y aumentar la matriculación. En 2008, el bono será ampliado hasta el octavo de primaria y beneficiará a más de 1,8 millones de estudiantes de establecimientos educativos fiscales, según el Decreto Supremo 29652, que dispone de 375 millones de bolivianos provenientes de los recursos del IDH.El Poder Ejecutivo anunció que aumentará el monto de la renta Dignidad de 2.400 a 3.000 bolivianos anuales para los adultos mayores de 60 años que no son rentistas, y de 1.800 a 2.400 bolivianos para quienes reciben una renta de jubilación. Se benefician más de 570 mil personas.La renta Dignidad entrará en vigencia una vez que el Congreso sancione un proyecto de ley que será remitido por el Poder Ejecutivo en las próximas horas.