El gobierno estableció una banda de precios para la venta de carne de pollo en el mercado interno que va de 10.90 a 11.90 bolivianos por kilo y de 9.90 a 10.90 bolivianos en ventas al mayoreo. Los productores podrán exportar pollo sólo si se sujetan a esa banda de precios.

El Decreto Supremo 29524 emitido el 18 de abril de 2008 permite a las autoridades reglamentar las exportaciones de cualquier alimento. En principio se restringieron las ventas de aceite comestible y de algunos cereales.

En las últimas semanas el precio del kilo de pollo trepó hasta 15 bolivianos. Los avicultores explicaron que el precio de los alimentos y el maíz se encarecieron en la misma magnitud.

La ministra de Desarrollo Rural Susana Rivero aseguró que no hay razones para que el kilo de pollo se venda por encima de 11.90 bolivianos el kilo, nivel máximo establecido por el Ejecutivo. Esto por que bajó el precio del maíz y por los precios económicos de la torta de soya ofrecida por el Estado.

Rivero informó que comenzó a bajar el precio de la carne de pollo, pero medios de prensa constataron que el kilo cuesta hasta 13.80 bolivianos en algunos mercados populares de La Paz.

El gerente general de la Cámara Departamental de Exportadores (Cadex) de Santa Cruz Oswaldo Barriga asegura que la disposición gubernamental desincentiva la producción y reduce los precios artificialmente.

El ministro de Desarrollo Rural instalará puntos de venta de carne de pollo desviscerado a Bs. 11.9 por kilo en las zonas de Villa Fatima (Calle Ocabaya esquina Puente Villa), Achumani (Av. General Garcia Lanza), Zona Sur (Calle 21 de Calacoto), El Alto (Av. Franco Valle entre calles 2 y 3) y en la Buenos Aires (Av. Buenos Aires y Chorolque).