Por qué revocar a los Paredes

Edgar Ramos Andrade

junio 16, 2008Publicado el: 3 min. + -

(ANC).- Existen razones para revocar el mandato del (aún) Prefecto de La Paz, José Luis "Pepelucho" Paredes, de las que sobresalen tres: Gestión, Conducta funcionaria, y Cuestión político-ideológica. Para sacarlo se requieren 361.055 votos del NO, cuya mitad se obtiene rápidamente en El Alto.

Las razones. Su gestión como alcalde de El Alto (elegido en 2000, reelecto en 2004) fue más que negativa. Ejemplos: 1) Pese a sus dos gestiones, ni siquiera planificó un sistema de alcantarillado de lluvia para una ciudad que bordea el millón de habitantes. 2) No previó la renovación de los camiones del recojo de basura (donados por Japón en 1994) y hoy se pagan las consecuencias de ese lamentable "servicio". Claro, al vivir en la residencial zona de Obrajes, poco conoce (realmente) de la vivencia alteña.Paredes es creador de un "sistema de prebendalización de la élite dirigencial-social" que, entre otras cosas, quedó como herencia utilitaria a sus sucesores, y sirvió para generar en El Alto, una paradoja: Expulsar al Presidente Constitucional en ejercicio, Gonzalo Sánchez de Lozada, y a la vez reelegir al socio estratégico de Goni en El Alto: José Luis Paredes Paredes.Como alcalde alteño, Paredes es uno de los responsables del desastre que significó consolidar la UPEA como Universidad Autónoma, al permitir (como manipulador de la "Asamblea de la Alteñidad") que esa Casa de Estudios Superiores naciera intervenida por el gobierno de Hugo Bánzer-Jorge Quiroga, con Javier Tito como "rector". Este es un oscuro ex funcionario (de ese gobierno) que se inventó un título de Licenciatura sin haber estudiado, según lo denunció en su momento su ex jefa y ex ministra de Educación, Amalia Anaya.Tito desvió varios miles de dólares, al alquilar colegios privados en Alto Lima y en Villa Dolores, y una galería comercial en La Ceja, donde funcionaba una "UPEA paralela", y manejaba dinero universitario (o sea estatal) a manos llenas, sin control, y sí con permisividad de Paredes.En lo político-ideológico, Paredes fue parte del partido (MIR) que cruzó "ríos de sangre", al aliarse al gobierno de Hugo Bánzer (cuyo gobierno dictatorial hizo matar a varios miristas, ex partidarios del decadente y hoy agonizante prefecto). Previo a esa alianza, "Pepelucho" fue parte (en 1989) de "La banda de los cuatro", cuando se trasladaron (y ocultaron) votos, que permitieron el nacimiento del "Acuerdo Patriótico" encabezado por Bánzer-Paz Zamora.Paredes supo mantener su vigencia política, por dos motivos: 1) Aliarse con el empresario banquero y ex Presidente, Jorge Quiroga Ramírez, actual jefe de Podemos. 2) Aliarse con conservadores empresarios mediáticos como el polémico director del Grupo Fides, quien tiene a Peredes como ídolo, vía publicidad municipal-prefectural, sobredomensionada.(*) Edgar Ramos Andrade. Comunicador e investigador social. Autor del libro "aGONIa y rebelión Social"; la historia de septiembre y octubre 2003 (La Paz, 2004). E-mail: chaco.amazonia@gmail.com

Atrás