La Compañía Mitsubishi está interesada en explotar el litio existente en el salar de Uyuni y expresó su interés en firmar un contrato de riesgo compartido con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol). Según la agencia de noticias Erbol, una delegación de representantes de la compañía japonesa llegó hace poco a La Paz para reunirse con las autoridades del ministerio de Minería y Metalurgia.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados Gabriel Herbas subrayó que el interés de grandes empresas de la talla de Mitsubishi es una respuesta a la iniciativa del gobierno para industrializar el litio mediante posibles sociedades mixtas, principalmente pensando en la tecnología.

A su vez, el diputado de Poder democrático Social (Podemos) Ángel Moscoso sostuvo que la explotación del litio “es vital e importante porque consideramos que tenemos que vivir nuevos tiempos desde el punto de vista económico y estratégico que merece el departamento de Potosí”.

Paralelamente, en la Comisión de Desarrollo Económico de Diputados presidida por José Pimentel, se estudia un proyecto de ley para crear la Empresa de Explotación de No Metálicos del Salar de Uyuni, sin embargo, será la Comibol quien se hará cargo de la explotación en forma experimental.

El 1 de abril de este año, el presidente Evo Morales anunció una inversión total de 5.730.540 dólares para poner en marcha una planta piloto de industrialización del litio existente en gran cantidad en el salar de Uyuni y otros recursos evaporíticos como el boro, el potasio y magnesio.

El gobierno boliviano impulsa la instalación de la primera planta piloto de litio en el cantón Río Grande de la provincia Nor Lípez del departamento de Potosí, que costará 5,7 millones de dólares y que deberá estar instalada en el plazo de 18 meses.

La infraestructura de la planta piloto demandará 1.181.569 dólares en infraestructura, 1.500.000 dólares la planta química, 543.728 dólares en equipamiento, 1.660.000 dólares planta de bombeo, 255.748 dólares capital de operaciones y 18.500 dólares para organización interna.

Por su parte, la Mitsubishi Motors Corporation quiere garantizar la provisión de litio (metal sólido y el más ligero, blando, de bajo punto de fusión y reactivo) para reemplazar el uso de combustible fósil por baterías de dicho metal, de alta durabilidad, en los vehículos que fabrica.

Las fuentes informaron que además de la compañía japonesa están también interesados en la explotación de litio empresarios chinos y franceses; además de la norteamericana General Motors, que también quiere sustituir a la gasolina y el diesel por baterías de litio en los vehículos que fabrica.