(PL).- La crisis mundial del alza de precios de los alimentos que, como toda calamidad, afecta sobre todo a los pobres, irrumpió en las últimas horas en la agenda de la próxima Cumbre euro-latinoamericana que se celebra en Lima.

El añadido de ese tópico al temario de la V Cumbre de América Latina y El Caribe-Unión Europea (ALC-UE) fue anunciado por el canciller peruano José Gracía Belaúnde, en medio de grandes preocupaciones internacionales por el problema alimentario.

El tema será uno de los centrales de la cumbre, pese a no figurar en la agenda oficial, que solamente considera la lucha contra la pobreza y la inclusión social, y el cambio climático y los problemas energéticos, indicó el ministro.

“Es un tema que ha adquirido particular gravedad en los últimos meses”, señaló García Belaúnde en una visita al Museo de la Nación, escenario de la cumbre a realizarse el viernes y sábado próximos.

La crisis alimentaria se ha planteado por la escasez y el aumento de los precios, agudizadas por el abandono de cultivos de alimentos para dedicar las tierras a producir insumos para los biocombistibles.

Bolivia abogará por el medio ambiente

El gobierno boliviano propondrá medidas para salvar el medio ambiente durante su participación en la Cumbre. El Presidente Evo Morales enfatizará en los 10 mandamientos que antes expuso en la Organización

Según la propuesta del mandatario, la primera medida es acabar con el sistema capitalista; renunciar a las guerras “porque no las ganan los pueblos sino los imperios”, y abogar por un mundo sin colonialismo en el que se garantice el acceso al agua para todos. Criticará la producción de biocombustibles, que encarecen el precio de los alimentos.

Morales también asistirá a la Cumbre Social que tendrá lugar de manera paralela a la reunión de jefes de Estado y en la que se esperan duras críticas a los abusos de más de 20 transnacionales europeas.

En el ámbito de las privatizaciones de los servicios públicos, como electricidad y agua, serán juzgadas en un Tribunal Internacional de los Pueblos, la española Unión Fenosa, que opera en Colombia, Nicaragua y México, y Suez Energy, que lo hace en Brasil. Las conclusiones del Tribunal serán puestas en manos de la V cumbre presidencial América Latina y el Caribe-Unión Europea. de las Naciones Unidas (ONU).