(PL).- Presidentes o sus representantes de varios países de América Latina y el Caribe Jefes reunidos hoy en Managua acordaron declarar una emergencia para potenciar la producción y la productividad de los alimentos de consumo en el área.

Presidentes de 12 países de Centroamérica, el Caribe, México, Venezuela, Ecuador y Bolivia participaron en la Cumbre sobre Soberanía y Seguridad Alimentaria. No asistieron los jefes de Estado Martín Torrijos (Panamá), Alvaro Colom (Guatemala) y Antonio Saca (El Salvador).

El Presidente Evo Moralespropuso declarar emergencia ante la crisis alimentaria y convocar a una cumbre presidencial y de productores. Recomendó no esperar ninguna ayuda del imperialismo y propuso la alianza de gobiernos, pequeños productores y movimientos sociales sobre la base de valores como la complementariedad y la solidaridad. “Algunos países podemos tener muchas tierras, algunos países podemos tener mucha plata, algunos pueden tener mucha tecnología. Si todos trabajamos de manera conjunta, estoy seguro que podemos enfrentar este tema de la alimentación”, dijo.

El Presidente Morales calificó como un crimen para la humanidad el desvío de alimentos para la fabricación de biocombustibles. En su criterio, la crisis alimentaria se debe a los intereses de empresarios que solo buscan el lucro. También exhortó a frenar la industrialización ilimitada que está destrozando el medio ambiente. “Yo llego a la conclusión que la industrialización ilimitada es la droga para el planeta Tierra”, dijo Morales al sugerir que se inicien debates para ver cómo se puede resolver ese problema que está afectando a la humanidad. El Mandatario pidió a los gobiernos del mundo entender que el “capitalismo es el sinónimo de la muerte”.

El Presidente rechaza la siembra de productos transgénicos, un “veneno para la Tierra”; reivindica la revolución agraria para terminar con el latifundio improductivo y fomentar la producción de trigo, maíz, arroz y soya con créditos de cero por ciento de interés a los pequeños y micro empresarios agrícolas. Su gobierno ha creado una empresa de apoyo a la producción para fomentar la producción agrícola.

Tras una intensa jornada de intercambios, los participantes en el conclave aprobaron una declaración de 13 páginas y un anexo con propuestas concretas de la República Bolivariana de Venezuela. En un plazo de 30 días los ministros de Agricultura, Economía y Comercio presentarán un Programa de Soberanía Solidaria y Seguridad Alimentaria que contenga un Plan de Acción Inmediato, precisa el texto.

En el mismo identificarán la potencialidad productiva y los recursos indispensables para lograr un aumento sustancial de la producción, tomando en cuenta los aportes de los organismos internacionales.

Las delegaciones participantes, con excepción de Costa Rica, apoyaron la creación de un Fondo que destine los recursos necesarios para desarrollar la producción de alimentos, mediante facilidades de finaciamiento a los productores, tecnología, implementos, maquinarias e insumos a precios justos.

Tal acción garantizaría precios justos en la comercialización de esos productos alimentarios, tanto para productores como para los consumidores.

El texto rechaza las prácticas de subsidios por parte de los países desarrollados por sus efectos negativos para las economías de las naciones más pobres.

Asimismo prioriza que el sector privado destine por lo menos el 10 por ciento de su cartera total al financiamiento de la producción agrícola.

Las delegaciones concordaron en aunar esfuerzos para incrementar la producción y la productividad sostenible de alimentos, donde los estados destinarían recursos para estimular la producción de granos básicos.

Además reconocieron la importancia de la convocatoria de la FAO para la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria, Cambio Climático y Bioenergía que se realizará en Roma del 3 al 5 de junio de este año.

Por acuerdo de las delegaciones, el tema de la Soberanía y Seguridad Alimentaria estará presente en la agenda de la V Cumbre de Jefes de Estados y de Gobierno de América Latina y el Caribe, que se celebrará en Lima, Perú, el 16 de mayo de 2008 y en la agenda de la 63 Asamblea General de la ONU.

FMI promueve estrategias para combatir crisis alimentaria

En Washington, El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn pidió a los gobiernos latinoamericanos actuar frente a la crisis alimentaria global con subsidios temporales. La estrategia de Strauss-Kahn excluye la disminución de impuestos sobre importaciones o ventas, pues considera que a pesar de que ésta es la reacción más común y fácil, a largo plazo tendrá efectos perjudiciales.

En cambio la aplicación de subsidios temporales no destruirá todo lo que se ha construido, agregó.

Durante su discurso en una conferencia organizada por la asociación empresarial El Consejo de las Américas, el funcionario reveló que los precios de los alimentos han aumentado un 15 por ciento en Nicaragua, Venezuela, Costa Rica y Bolivia.

Strauss-Kahn indicó que estas razones llevan al FMI a asesorar a los países de la región para limitar los efectos del alza, fundamentalmente en naciones pobres donde la crisis ocasiona serios disturbios políticos y sociales.