El gobierno aprobó dos decretos supremos con el propósito de garantizar la seguridad alimentaria, apoyar al sector productivo y reconstruir la infraestructura dañada por los desastres naturales. Se creará un fondo “para la Reconstrucción, la Seguridad Alimentaria y Apoyo Productivo” de 600 millones de dólares, provenientes de un crédito del Banco Central de Bolivia (BCB), del Tesoro General de la Nación, créditos externos, donaciones de la cooperación internacional y fideicomisos del sector público.

El fondo facilitará la compra directa de productos para garantizar su suministro en el mercado y equilibrar precios. El gobierno importará aceite, arroz y carne.

La magnitud de la escalada de precios desde agosto del año pasado es consecuencia de los desastres ambientales. Sin embargo, “los productores aumentaron sus precios, muchas veces sin una justificación sólida, pues vivimos una época de especulación cuyas peores consecuencias las sufre el ciudadano común en el mercado minorista”, comentó el ministro de Hacienda Luis Arce.

La autoridad consideró paradójico y sugerente que los departamentos con mayor índice de inflación sean Santa Cruz y Cochabamba, los máximos abastecedores del mercado interno.

Si bien los agricultores fueron afectados por las inundaciones, algunos comerciantes se aprovechan de la situación. La papa, las carnes de res y pollo y el aceite se encarecieron bastante en las últimas semanas.

El diputado Miguel Machaca (MAS) pidió a productores agrícolas y comerciantes no especular con los alimentos en éstos tiempo en los que se requiere solidaridad y cooperación frente a los desastres naturales.

El fondo permitirá canalizar créditos a pequeñas y grandes empresas a través del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) a una tasa de interés del 6 por ciento anual para los micro y pequeños productores. Los medianos y grandes productores obtendrán créditos co financiados con el sistema financiero formal.

Arce descartó que el aumento inflacionario tenga que ver con el alza del gasto público, y el aumento de inversiones en el área social.

La autoridad criticó al Fondo Monetario Internacional (FMI) por presentar cifras exageradas de la inflación, que según el organismo llega al 18 por ciento.

“Ese es un dato errado, nosotros ya lo hemos representado ante el FMI que lanza cifras sin tener fundamentos, eso lo hemos cuestionado y, ahora lo vamos a hacer público nuevamente”.

“La fuente de información es el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que reportó el año pasado (2007) 11,7 por ciento de inflación y, este año, en enero es de 1,09 por ciento”, declaró a radio Patria Nueva.

Por otro lado, el Ejecutivo aprobó el Decreto 29452 que determina “una pausa en la verificación del cumplimiento de la Función Económica Social (FES) en predios afectados por inundaciones provocadas por el fenómeno de La Niña 2007-2008”. La norma tiene como objetivo establecer un “procedimiento especial de verificación del cumplimiento de la FES exclusivamente en aquellos predios que fueron afectados por las inundaciones”.