Amparado en el Decreto Supremo Nº 29339 del 14 de noviembre, el gobierno asume por primera vez la tarea de comercializar hasta 15 mil kilogramos de carne en el departamento de La Paz, confirmó la ministra de Desarrollo Rural Agropecuario y Medio Ambiente Susana Rivero.

“Estamos trayendo carne a La Paz, son 15 mil kilos y lo haremos de igual manera en otras ciudades en los siguientes días. Estamos hablando de carne de primera calidad traída desde departamento de Trinidad”, informó Rivero.La carne que traiga el Ministerio de Desarrollo Rural costrará 15.50 el Kilopuesta en La Paz y será vendida al público a Bs. 20 el kilo, según lo acordado con la Asociación de Carniceros de La Paz en la tarde de hoy.Grandes ganaderos de Santa Cruz manipulan el precio de la carne. Son ellos quienes controlan y definen el precio de este alimento básico, opinan las autoridades y los carniceros. “Existen 47 mataderos a nivel nacional; sin embrago 18 se encuentran en Santa Cruz y son quienes definen el precio de la carne. Como país estamos sufriendo la arremetida de la dirigencia de los ganaderos. Debemos diferenciar que no es lo mismo el sector productivo ganadero que la dirigencia del sector ganadero, estos últimos están altamente vinculados con el partido PODEMOS, con la Prefectura del Beni, su actual presidente Cristian Satori, es primo hermano del prefecto beniano. En Santa Cruz, la Federación de Ganaderos está controlado por Guido Nayar, de trayectoria política altamente conocida, por eso es que el gobierno no puede permitir este tipo de situaciones y empezamos a intervenir desde hoy en la comercialización de carne trabajando directamente con los ganaderos y por supuesto las intendencias municipales, que son las que controlan en los mercados”, dijo Rivero.

Según datos oficiales, la producción anual de carne alcanza a 185.313 toneladas. Este año, las pérdidas por el fenómeno climático El Niño fueron de 13.694 toneladas. Mediante el Programa de Repoblamiento Ganadero, las autoridades aportaron otras 850 toneladas. Todo esto hace suponer que existe un stock disponible adicional de 1.470 toneladas de carne que debieron ser comercializadas normalmente. Sin embargo, por la evidente manipulación en el precio, este stock disponible adicional no fue distribuido en los mercados.