(AINI).- En la comunidad de Ñaurenda, el pasado 12 de agosto, la Asamblea del Pueblo Guaraní de Itika Guasu, junto con representantes del Ministerio de Hidrocarburos y Desarrollo Rural y Medio Ambiente firmaron un convenio donde se registran las observaciones, sugerencias, complementaciones y recomendaciones de las comunidades para la ejecución del Proyecto Gaseoducto Lateral Margarita – Palos Blancos.

Dicho convenio es el resultado final del proceso de Consulta y Participación a los pueblos indígenas afectados por actividades hidrocarburíferas, que ha sido reglamentado por el decreto supremo 29033.

Como parte del acuerdo, la autoridad competente garantiza que las observaciones y modificaciones realizadas por los y las comunarias serán insertadas en el Estudio de Impacto Ambiental que la empresa Transeredes debe presentar al gobierno para conseguir la licencia ambiental e iniciar sus trabajos.

Never Barrientos, representante de la APG Itika Guasu, manifestó que en el convenio también está garantizada la compensación por los impactos sociambietales no mitigables que resulten de la construcción del gaseoducto.

Los dirigentes guaraníes y los representantes del gobierno han relevado la importancia y la utilidad del proceso de Consulta y Participación como instrumento para el ejercicio y respeto de los Derechos de los Pueblos Indígenas.