Aumentan las exportaciones de armas italianas

Rodolfo Faggioni

junio 18, 2007Publicado el: 3 min. + -

ROMA – El “made in Italy” actual no se refiere ni a la moda, ni al vino, ni a los automóviles de lujo. Se refiere a un sector que en el último año ha tenido el incremento record del 61,12%. Estamos hablando del mercado internacional de las armas del cual Italia es uno de los principales productores y exportadores del mundo.

Este es un sector cubierto del "secreto de estado", por lo tanto no hay cifras oficiales, sólamente una relación anual sobre la autorización a la exportación de armas presentada por el gobierno del “Premier” Romano Prodi. En el primer año del gobierno de centro-izquierda la exportación de armas ha tenido un aumento que no se registraba desde hacen quince años. Este es un “mercado” muy delicado que une tanto la política como la diplomacia y donde los contratos maduran en años y los efectos se ven naturalmente después de mucho tiempo; estos contratos han sido firmados por el gobierno de derecha de Silvio Berlusconi.

Uno de los maxi-contratos firmados por Berlusconi ha sido suministrar 23 elicópteros a la Presidencia de los Estados Unidos. De este modo George W. Bush ha premiado a uno de sus más fieles “partners” en la guerra a Iraq.

En el 2006 han sido 1183 las autorizaciones concedidas por el gobierno italiano para exportar armas, el valor total ha sido de casi 3.000 millones de Euros con un incremento de 900 millones de Euros respecto al año precedente.

En la relación del gobierno italiano, no se esconde cierta satisfacción cuando se sostiene que “la industria italiana para la defensa ha de hecho consolidado y relanzado la propia capacidad productiva en el campo de las exportaciones de material para la seguridad y la defensa”.

El 63.68% de las exportaciones de armas italianas han sido compradas por los Países de la OTAN (Defensa Atlántica) y de la Unión Europea, en medida menor las armas han sido adquiridas por China, país donde existe un embargo de la UE. El Ministerio de RR.EE. de Italia ha precisado que se ha tratado de material “compatible con las vigentes limitaciones” y han sido “limitadas” a tubos electrónicos para comunicaciones terrestres, repuestos para radios, antenas de navegación aérea, etc.).

Entre los” nuevos clientes” hay los países de la ex-cortina de hierro que han ingresado a la Unión Europea como Polonia, Bulgaria y Lituania.

También Arabia Saudita, Bangladesh, Kuwait, Libia, Malasia, Níger, Pakistan, Qatar y Túnez son “clientes aficionados” de la industria bélica italiana que es considerada una de las más avanzadas en el campo tecnológico. A inducir la compra de las armas son las guerras en acto y el riesgo de terrorismoMuchas asociaciones pacifistas entre ellas Amnisty International contestan la entrega de armas a países donde existe un “riesgo de guerra” y dónde la policía usa todavía métodos de tortura como Túnez, Tanzania o Rusia.

En esta relación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia se asegura que no se trata de suministrar nuevas armas tecnológicamente más perfectas, sino de armas que se encuentran en comercio desde hace varios años. Está de hecho que el terreno es particularmente resbaladizo para un gobierno de centro-izquierda que desde siempre ha sido particularmente sensible al pacifismo y a la reducción de las armas.

Atrás