Un comercio justo que proteja el medioambiente y que fomente la solidaridad entre los pueblos, y no la competencia descarnada entre productores diametralmente distintos, pidió hoy el Presidente Evo Morales a empresarios de 22 cámaras de comercio de América y España.

Morales pronunció su típico discurso antineoliberal en la inauguración del XXXVI Consejo Directivo de la Asociación de Comercio (AICO) y de la Conferencia de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC), y fue más allá al recordar a los hombres de negocios nacionales y extranjeros que no se puede negociar con la vida de la gente.

En criterio del Presidente, Bolivia necesita un comercio justo con solidaridad, con respeto jurídico recíproco tanto para los inversionistas como para el Estado, y sobre todo preservando el medio ambiente. No puede haber competitividad entre agricultores de países subdesarrollados que luchan por el mercado con agricultores que reciben subvenciones millonarias de sus Estados, agregó.

“Siento que hay dos comercios: el comercio libre y el comercio justo. Tenemos la obligación de pensar en un comercio que sea igual. En Bolivia el que da con esfuerzo y trabajo también tiene que recibir igual”. En el país los campesinos, colonizadores e indígenas subvencionan con sus productos agrícolas a los citadinos, en tanto que los países pobres subvencionan el nivel de vida de las naciones industrializadas, dijo el Primer Mandatario.

“Algunos países han sido destrozados con los modelos económicos impuestos, y eso no ha dado resultado; ahora en América Latina estamos viviendo otros tiempos”. El Presidente destacó el éxito de las economías de aquellos países que cuestionan el modelo neoliberal. “Son países que luchan por la recuperación de los recursos naturales, son estos países los que encabezan el crecimiento económico. Yo daría a Cuba medalla de oro por el crecimiento económico el 2006, medalla de plata a Venezuela y de bronce a Argentina”, comentó.

“Ya que estamos hablando del tema del medio ambiente, a mí me alegra bastante y me voy satisfecho de que los empresarios ya hablan del medio ambiente (…) La vida no puede ser una mercancía, el agua no puede ser una mercancía, los recursos naturales no pueden ser una mercancía (…) Los recursos naturales deben empezar a resolver los problemas sociales”.

Morales dijo estar convencido de que su gobierno ha dado pasos importantes en la recuperación de los recursos naturales. Sin embargo, “el proceso de la nacionalización no había sido tan sencillo como yo pensaba”, reconoció.