Hungría

Isaac Bigio

octubre 27, 2006Publicado el: 1 min. + -

A 50 años de la revolución húngara ese país ha tenido choques callejeros que han producido 170 heridos. Mientras en América Latina la izquierda se opone al ‘neoliberalismo' y la derecha le promueve, en Hungría ocurre lo opuesto. El gobierno socialista organiza despidos de empleados públicos y corte de subsidios sociales y la oposición conservadora (FIDESZ) llama a re-nacionalizar empresas privatizadas por los excomunistas.

Uno de los multimillonarios más ricos de Hungría es, paradójicamente, el actual primer ministro ‘socialista' Ferenc Gyurcsany.

Ambos bandos reivindican la figura de Imre Nagy, quien en 1956 quiso reformar al ‘socialismo húngaro' sacándolo del Pacto de Varsovia. Sin embargo, Nagy murió asesinado por Moscú convencido en la superioridad de la economía planificada y del sistema comunista, mientras que tanto socialistas como conservadores hoy postulan la democracia multipartidaria y la libre empresa.

Hoy, todos los partidos parlamentarios negocian una paz mientras que los socialistas han logrado evitar divisiones.

Atrás