Ecuador polarizado

Isaac Bigio

octubre 23, 2006Publicado el: 5 min. + -

En Ecuador el voto es obligatorio. Sin embargo, tres de los nueve millones de inscritos no sufragaron y, de quienes lo hicieron, un quinto votó nulo o blanco. Ninguno de los dos candidatos que entran a la segunda ronda ha obtenido si quiera 1,5 millón de votos (un sexto del electorado). Ello demuestra desconfianza de la población en sus élites.

En la segunda vuelta es crucial dirigirse a esa mitad de electorado que no votó por nadie. También lo es el poder atraer a quienes votaron por otras fuerzas.

Noboa ha querido realizar una polarización tipo Perú (‘todos contra Chávez'), pero con la diferencia que Caracas no se ha inmiscuido mucho en Ecuador y que el electorado dirimente se encuentra a su izquierda (y no, como en Perú a la derecha de Alan).

Con un discurso muy anticomunista Noboa (quien tiene el 27% de los votos válidos) consigue el apoyo del 10% que votó por otras fuerzas de derecha pero acaba de empujar a la ‘izquierda democrática' (15% de los votos) hacia Correa, quien obtuvo un 23%. Correa, a su vez, siente la presión para ‘moderar' sus propuestas. El 18% obtenido por los Gutiérrez se convierte en un factor clave del ex presidente para negociar con los dos candidatos.

Sea cual sea el próximo presidente hay 4 cosas ciertas: 1) será uno de los mandatarios latinoamericanos que menos votos haya sacado en la primera ronda; 2) tendrá minoría en el congreso (algo clave en un país donde es usual que el legislativo tumbe al ejecutivo); 3) heredará un país inestable y polarizado; 4) posiblemente sea otro de los tantos gobiernos ecuatorianos que no terminan su periodo.

Socialcristianos

La candidata socialcristiana Cynthia Viteri no llegó ni al 10% de los votos válidos en Ecuador, donde quedó quinta. Así se llega por primera vez en casi 3 décadas a una situación inédita en América Latina: no hay un solo país liderado por un partido socialcristiano. De los partidos asociados a la internacional democristiana solo el PAN mexicano raspadamente se mantuvo en el poder mientras que los ‘tucanes' brasileros difícilmente superen a Lula.

En todos aquellos países donde los socialcristianos han sido gobierno (El Salvador, Costa Rica, Venezuela, Ecuador y Chile) éstos se han minimizado. Mientras en los cuatro primeros países han sido desfasados por otras fuerzas derechistas, en Chile (y Uruguay) han decidido sobrevivir corriéndose a la centroizquierda para cogobernar.

El partido socialcristiano que mejor desempeño ha tenido es el PPC peruano, el único de todos ellos que superó el quinto de los votos. Mas, éste no pudo consolidar el frente que estructuró en torno a sí y no lidera a la oposición.

Los socialcristianos avanzan en el Viejo Mundo pero retroceden en el Nuevo.

Correa del Norte

Al igual que en Chile, la segunda vuelta ecuatoriana se da entre un millonario liberal y un socialista. Mientras que en Chile Bachelet y Piñera se corrieron al centro para querer ganar, en el país que está al norte suyo y del Perú parece ocurrir lo opuesto.

Si Piñera "moderó" a la derecha mapochina buscando quitarle votos democristianos a Bachelet, Noboa acusa a su rival Correa de ser un comunista y pro-terrorista, tan peligroso como Cuba (y eventualmente Nor-Corea). Correa, sin embargo, se muestra admirador de Kirchner y Bachelet, aunque él, a diferencia de la presidenta mapochina, es anti-TLC. Correa debe decidir qué estrategia debe seguir: 1) la boliviana de Evo Morales, antagonizando al país entre "ricos" y "pobres"; o 2) la de Bachelet, de querer aislar a su contrincante ganando el centro.

Noboa debe escoger entre: 1) persistir en polarizar al país (con lo cual puede abrir una caja de Pandora o ir hacia un gobierno de mano dura); o 2) "moderarse" como Piñera y querer ganar con el voto de los partidos del centro y la centroizquierda.

¿Chávez abarcó mucho?

Para Chávez no han sido buenos los últimos dos días. El domingo 15 su candidato en Ecuador (Rafael Correa) no venció, pese a que las encuestas pronosticaban que ganaría la primera ronda. El lunes 16 y martes 17 Venezuela no logró un asiento en el Consejo de Seguridad (CS) y tampoco traspasó la votación de Guatemala.

Chávez ha sido el único presidente del mundo que realizaba dos campañas electorales simultáneas (para el CS y para ser re-electo presidente en diciembre). La primera la ha perdido y en la segunda puede ir encontrando sorpresas. El que mucho abarca poco aprieta, pero en el caso de la "revolución bolivariana" ésta para consolidarse necesita cierta expansión internacional.

En las siguientes seis semanas Chávez cuenta con candidatos de peso en tres comicios claves: Lula en Brasil, Ortega en Nicaragua y Correa en Ecuador. La suerte de Venezuela puede jugarse en esos comicios. Un factor que alentó a la oposición venezolana a presentarse junta fue la inicial derrota de Humala en Perú. El triunfo o derrota de Ortega o Correa influirán a favor o en contra de la reelección chavista.

Atrás