En España votarán los emigrantes

agosto 29, 2006Publicado el: 3 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El gobierno español del Primer Ministro José Luis Rodríguez Zapatero está estudiando un proyecto de ley para que los emigramtes legales puedan votar en las elecciones municipales del 2007. En este sentido está tomando contactos con los países que tienen el mayor número de emigrantes residentes en España.

Esta medida podría dar derecho de voto a más de dos millones de extranjeros residentes legalmente, una comunidad enorme que vive y trabaja en España.

Los sociaslistas y sus aliados de izquierda unida presentarán lo más antes posible un proyecto de ley en el cual se pide al gobierno que firme un acuerdo con los principales países donde existe un tratado de reciprocidad del derecho al voto. En casos como Argentina, Venezuela, Chile, Uruguay y Colombia será necesario ratificar los acuerdos firmados en precedencia. El portavoz del Ministerio ha afirmado en una conferencia de prensa que la "democracia no puede ser una democracia a mitad. Los emigrantes no pueden servir sólo para pagar los impuestos, deben tener derecho al voto, a elegir a sus representantes y a ser elegidos". La propuesta de ley, según el portavoz, es un medio para "evitar la xenofobía" que está aumentando es éstos últimos tiempos. En España, según datos oficiales del junio del 2006, residen legalmente pero no pueden votar, 1.994.251 personas, porque el gobierno no ha podido firmar los acuerdos de reciprocidad con los países de orígen, ya que los españoles no pueden todavía votar en esos países. Los noruegos son los únicos ciudadanos no comunitarios que pueden votar en España y fuera de la Unión Europea, los españoles, en cambio, pueden votar en Nueva Zelandia, Perú e Islandia.

En el texto que será presentado a la Cámara de Diputados, se soliciterá al gobierno entablar con urgencia, tratados y si es posible firmar acuerdos de reciprocidad con los países que tienen un altísimo número de compatriotas residentes en España, iniciando por los países donde existen lazos históricos, políticos y culturales estrechos, de modo que estos ciudadanos puedan votar y ser elegidos en las elecciones municipales. En países donde no es posible votar por tratarse de dictaduras ya que no existe el derecho al voto como en Cuba y China, o en países dónde la legislatura impide el voto a los extranjeros, la propuesta de ley pedirá a éstos países que sean flexibles en el criterio de reciprocidad. La comunidad legal latinoamericana en España, supera la cifra de 700.000, mientras que con los ilegales se llega según aproximaciones al millón y medio.

El gobierno tiene el apoyo de la oposición ya que el leader del Partido Popular, ha pedido en varias oportunidades el derecho de voto para los extranjeros, aunque el problema más grande del país es la emigración clandestina que ha superado en un año las 300.000 unidades.

Atrás