Representantes de las comunidades asentadas en la ribera del Lago Titicaca denuncian que las aguas negras de la ciudad de El Alto están contaminando al lago más alto del mundo con heces fecales. Los denunciantes pidieron al gobierno que muestre los resultados de los análisis de laboratorio que prueban la contaminación.

Max Quispe, deliberante de la Mancomunidad del Lago Titicaca; Gloria Callisaya, presidenta del Concejo Municipal de Tiwanaku y Pedro Huanca Silva, presidente de la Mancomunidad del Lago Titicaca denunciaron a la Red Uno que el lago está contaminado por las aguas servidas de El Alto.

"Encontramos heces fecales en las aguas de la ribera, tenemos fotografías. Gracias a la madre naturaleza, las totoras protegen, pero aún así los pescadores están siendo afectados y también los productores de habas, papa y otros productos. Hay informes que (el gobierno) no quieren hacer conocer, parece que quieren tapar a Aguas del Illimani", reclamó Huanca. "Si seguimos permitiendo el ingreso de basura y de desechos clínicos se va a afectar todo el lago", agregó.Max Quispe afirmó que la contaminación afectó completamente a las riberas. "Fuimos a ver cómo están reventado tubos que van a través de la intemperie. El Alto contamina el Lago Titicaca a través del río Puchukollo", dijo. Según Callisaya, las 17 comunidades de la ribera del Lago consideran que los malos olores de las aguas residuales podrían perjudicar al negocio turístico. La dirigente mostró totoras infectadas desde las raíces, y también algas que sirven de forraje para el ganado.

Habitantes de las 20 provincias del Lago se reunirán para encontrar soluciones a la contaminación. "El 7 de junio realizaremos un encuentro de provincias y pediremos que nos demuestren que las aguas no están contaminadas. Pedimos al gobierno, al hermano Abel Mamani, que nos informen los resultados de los análisis que se realizaron", declaró Callisaya.

¿La planta de tratamiento de Puchucollo es contaminante?

Comunarios del Lago Titicaca acusan a AISA de la mala administración de la Planta de Puchucollo, que contaminaría el medio ambiente puesto que el rebalse de las aguas no tratadas contamina a otros ríos que desembocan en el Lago más alto del mundo.

Hace algunos meses, Juan Carlos Agudo, gerente general de SAMAPA sugirió que se debería hacer un estudio pormenorizado para comprobar si la planta de residuos ha violado la Ley 1333 del Medio Ambiente y el Contrato de concesión con AISA.

Según la autoridad, se habría ignorado en gran parte el plan para el tratamiento de estas aguas, como ser la construcción de una Planta paralela en la rivera del Río Seco con cuatro series de lagunas. Esto significa que las aguas a tratarse no habrían recibido el seguimiento respectivo para su reutilización.

Agudo manifiesta que la Superintendencia de Saneamiento Básico flexibilizó los límites de contaminación permitidos a AISA y a consecuencia de ello en este momento no se sabe a ciencia cierta cuál es el estándar permitido de los nutrientes corporales y metales pesados que contaminan esta agua.

La Planta de Tratamiento de Puchucollo trabaja las 24 horas, sirviendo a diferentes comunidades que se benefician de éstas aguas para el riego de sus cosechas. Sin embargo, se desconoce cuál es el tratamiento que se da a las descargas industriales, a los lixiviados, lodos y descargas ilegales. Peor aún, no se conoce cómo se atiende emergencias, como la crecida de las aguas pluviales en época de lluvias, sabiendo que las conexiones cruzadas de alcantarillado pluvial y servicios sanitarios desembocan en un mismo colector de la ciudad de El Alto.

En marzo de este año, en un inusual recorrido por El Alto y poblaciones aledañas al Lago, el ministro del Agua Abel Mamani, autoridades municipales, prefecturales, la Superintendencia de Saneamiento Básico, el Servicio Nacional de Hidrografía de la Naval, las Juntas Vecinales de La Paz y El Alto, la Cooperación Internacional y varios medios de Comunicación verificaron el grado de contaminación de aguas residuales en El Alto y en los ríos que desembocan en el Lago Titicaca.

La inspección empezó en la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Puchucollo, en el Distrito Nª 3 de El Alto, donde una comitiva de comunarios demostró a las autoridades que misteriosamente las aguas de esta planta que antes eran nauseabundas y totalmente peligrosas para la salud de la población, ahora presentan signos de haber sido modificadas por químicos que provocaban una abundante espuma y un color poco usual.

El propio Superintendente del área ordenó la investigación y análisis del caudal proveniente del Río Seco y que escurre por las torrenteras de propiedad de la Empresa Aguas del Illimani.

Posteriormente, la comitiva visitó la comunidad de Pallina, donde se constató una dramática realidad. Debido a la extrema pobreza en la que de debaten centenares de familias, que sobreviven sin servicios básicos, alcantarillado y menos agua potable, éstas deben utilizar para sus actividades cotidianas las aguas del Río Pallina, que están contaminadas por sedimentos arrastrados por los Ríos Seke, Seco y Hernani, los mismos que se unen al Pallina para luego desembocar en el Lago. El Ministerio del Agua solicitó el inmediato análisis de agua y suelo a las autoridades de la Superintendencia y la Prefectura en coordinación con SAMAPA.

El recorrido culminó en Bahía Cohana, después de visitar varias comunidades que de igual forma presentaban un panorama poco alentador por el grado de contaminación de sus aguas, que son utilizadas para riego y alimentación del ganado.

En la bahía, el ministro Abel Mamani confirmó que había desaparecido gran parte de la fauna y flora por la aparición del parásito Fasciola Hepática que se encuentra en las totoras, las mismas que son utilizadas como forraje del ganado. Este parásito se aloja en el hígado de sus víctimas provocando una muerte lenta.

En marzo de este año, más de cien pescadores y comerciantes que llegaron de las provincias aledañas al Lago Titicaca ofrecieron al Presidente Evo Morales y a todo su gabinete una variedad de comida en base al pescado del Lago, en una celebración comunitaria, con el objetivo de demostrar que el pescado procedente de esta región no está contaminado.

El dirigente de los pescadores Vicente Copaña entregó al gobierno un Perfil de Proyecto elaborado por los técnicos de la misma Federación y solicitó la inmediata elaboración de una Política Nacional Pesquera en beneficio de las comunidades que viven a orillas del Lago Titicaca.

AISA se va Por otra parte, el ministro Mamani reiteró que la posición del gobierno no ha variado un milímetro en cuanto a la situación de AISA. Se sacará a la empresa del país de manera consensuada y sin pagar ninguna indemnización. "Los resultados de las auditorías no van cambiar la posición del Gobierno", aseguró. AISA será reemplazada por una empresa estatal "que debería tener la capacidad de autofinanciarse, sin que nadie se meta un centavo al bolsillo".

El Superintendente de Servicios Básicos Álvaro Camacho informó que el informe de auditoría a AISA, realizado por la empresa Pozo y Asociados, se encuentra en su fase de conclusión. Dicha investigación abarca aspectos económicos, comerciales, de cumplimiento de contrato, administrativos, técnicos, entre otros.