El director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Antonio Furtado destacó la austeridad, el déficit fiscal e inflación controlados y el crecimiento de la economía proyectado para este año, el cual llegar al cuatro por ciento.

“Bolivia tiene una inflación bajo control, tiene reservas internacionales altas en el Banco Central de Bolivia y el crecimiento económico esta alrededor del 4 por ciento; el más alto de la media de los últimos años”, celebró Furtado.

Según el funcionario, la actual administración emprende un importante programa de cambios (nacionalización de los hidrocarburos y redistribución de la tierra), pero sin afectar las políticas macroeconómicas. “El gobierno nos ha dicho que tiene objetivos de desarrollo, pero comprende que esos objetivos se van a conseguir si se garantizar un buen desempeño económico”, resaltó.

El Vicepresidente Alvaro García precisó que la visita de Furtado y su equipo sólo fue informativa y no como en el pasado, cuando los funcionarios del FMI definían la línea del Ejecutivo en cuanto a la aplicación de políticas económicas.

Durante la administración Morales, se exportaron productos por más de 1.200 millones de dólares, se mantuvo el déficit fiscal de 3 por ciento, una inflación controlada, una rigurosa política de austeridad y se amplió la base tributaria incluyendo a las empresas del transporte interdepartamental en el Régimen General de tributación. Las reservas internacionales bordean los 2.200 millones de dólares y los depósitos en la banca ascienden a 2.800 millones de dólares. Furtado aseguró que la política del gobierno del MAS no contradice los lineamientos del organismo.

Reforma de pensiones

El gobierno estudia la forma de reducir el peso de la reforma de pensiones en las cuentas estatales, ya que dicho programa impuesto por los organismos internacionales en la década de los 90 del siglo pasado es responsable de gran parte del déficit fiscal de 270 millones de dólares.

“Este es un tema que lo vamos a abordar con mucho cuidado, con mucho detenimiento; no va a haber decisiones inmediatas en torno a ese tema (pensiones), se requiere estudiar distintas precisiones, requiere hacer un proceso de concertación con los sectores involucrados”, explicó García Linera.