Los informes de Defensa Civil dan cuenta que al momento existen 20.800 familias damnificadas en diferentes regiones del país, principalmente en Santa Cruz, La Paz y Beni, de las que 7.800 fueron atendidas y se hace los esfuerzos necesarios para llegar al resto.

El viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, y el Director General de Atención de Emergencias y Auxilios, Gral. Gustavo Gandarillas, en una conferencia de prensa informaron que el 85 por ciento del territorio nacional está afectado por el temporal que amenaza prolongarse.Los informes muestran una dramática realidad. Un total de 20.800 familias son afectadas por las riadas y el desborde de ríos que además están provocando la destrucción de miles de hectáreas de cultivos y viviendas, principalmente en sectores deprimidos de país.Santa Cruz, La Paz y Beni se encuentran entre los departamentos con los mayores daños y afectados. “Defensa Civil más los organismos cooperantes estamos asistiendo, en este momento a 7.800 familias damnificadas, principalmente estamos haciendo énfasis en la ayuda humanitaria”, dijo.Al resto de los departamentos también se está brindando cooperación en la medida de las posibilidades, aunque no en la misma magnitud de las tres regiones con mayores problemas, explicó Tuco quien destacó el apoyo que llega de países como Cuba, Chile, Venezuela, Japón y Argentina.Las acciones están divididas en tres áreas fundamentales: alimentación, albergues y salud. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) garantizó la provisión de alimentos para 30 días, que ya están siendo enviados a las diferentes zonas donde se encuentran los damnificados.Sobre los albergues, informó que la mayor concentración está en la zona de San Julian, Santa Cruz, donde hay mayor número de damnificados. Más de 3.100 familias están sólo en campamentos, pero no se debe a la falta de voluntad, sino de recursos necesarios, explicó.”Ha llegado (a San Julián) 290 carpas, se ha entregado frazadas, colchones, mosquiteros, pero esto no es suficiente. Se está tratando de reunirse con la cooperación extranjera para que nos coadyuven con los requerimientos que necesita Santa Cruz”, informó.En el tema de la salud también se desarrolla acciones en todo el país en coordinación con los nueve Servicios Departamentales de Salud (Sedes). Al momento los Sedes de Santa Cruz, La Paz y Beni, recibieron tres botiquines con un valor cercano a los 2000 dólares y la capacidad de atender a 1.000 personas en enfermedades respiratorias, diarreicas y parasitarias.Tuco informó que, desde el momento en que se declaró emergencia nacional se consiguió más de 978 mil dólares de organismos multilaterales y países amigos para atender los desastres provocados por las lluvias, que dejaron más de 20.000 damnificados en todo el país.El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) administra estos recursos económicos. Ante la gravedad de la situación en el departamento de La Paz, el Presidente, Evo Morales, anunció la movilización de 200.000 dólares para atender las emergencias.El prefecto de La Paz, José Luis Paredes, en una preliminar evaluación consideró que los daños por las lluvias alcanzarían a cerca de 10 millones de dólares.