El Alto, (APA).- El rebalse de las aguas del río Seq?e que ya cobro una vida, se llevó también los sembradíos de papas, cebada y otros productos de cinco comunidades, cuyos propietarios demandan la cooperación de las autoridades tanto del gobierno central como municipal, según el secretario ejecutivo de la Federación de Comunidades Agrarias del Radio Urbano y Sub Urbano (Fescarusu), Zacarías Maquera.

Las comunidades de Tacachira, Ocomisto, Chusamarca, Pamamaya Baja y Alta que se hallan próximas a la cuenca cuya aguas se forman por toda la pampa de Ingenio de la ciudad de El Alto, fueron afectadas con las persistentes lluvias que cayeron la pasada semana.

El dirigente de los campesinos manifestó que las aguas que rebalsaron del río Seq’e en forma sorpresiva, no les dieron tiempo a tomar las medidas de precaución para salvar sus cultivos de papa, cebada y quinua. Informó que los cultivos que se perdieron estaban en pleno desarrollo y hacían augurar que se lograría una buena cosecha.

Maquera reveló que lo único que pudieron salvar es el ganado lechero que tienen, pero casi lo pierden posteriormente al no contar con establos adecuados. Explicó que en algunas comunidades que están identificadas como de producción lechera, tienen ejemplares mejorados donde invirtieron para lograr más ingresos.

Los comunarios afectados a través de la Fescarusu pidieron a las autoridades de la comuna alteña y la Prefectura del Departamento de La Paz que les proporcionen maquinaria pesada para reencausar las aguas de las cuencas con la finalidad de salvar lo que quedó de los cultivos.

Al margen de las aguas que salieron de su cause, una persistente granizada destrozó otra parte de los cultivos de papa la anterior semana, según el informe de Maquera.

Los comunarios afectados por las últimas lluvias, después de la granizada y el rebalse de los ríos temen que la helada que suele caer en la festividad de la Candelaria (primeros días de febrero), termine de arruinar la siembra, con lo que quedarían completamente arruinados.