La Paz, (ABI-Trono).- Mediante Decreto Supremo 28610, el gobierno declaró al país en situación de emergencia nacional por los desastres provocados por las intensas lluvias y que hasta el momento han causado la pérdida de vidas humanas, cultivos agrícolas y la destrucción de viviendas y caminos.

El Decreto Supremo fue aprobado en reunión de gabinete presidido por el presidente de la República, Evo Morales, al conocer la magnitud de los desastres que están provocando las lluvias como desborde de ríos, riadas, inundaciones, deslizamientos y mazamorras.

El documento declara en emergencia nacional en todo el país, como consecuencia de los actuales fenómenos hidrometeoros lógicos y climáticos que se vienen registrando en varias regiones del país con cerca de 3.500 familias damnificadas en Santa Cruz, La Paz, El Alto, Yungas, Villamontes, Cochabamba, Beni y otras regiones.

Se autoriza al Ministerio de Hacienda disponer y gestionar todos los recursos financieros necesarios, ante la cooperación internacional, para atender la emergencia nacional, tomando en cuenta, que los recursos económicos del gobierno son escasos.

El ministro de Defensa, Walker San Miguel, garantizó que su despacho velará por la transparencia y empleo apropiado de los recursos destinados a la atención de la emergencia, elevando al Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y/o Emergencias (CONARADE) informes periódicos sobre la ejecución física y financiera de las actividades y tareas a ejecutarse.

El titular de Defensa, lamentó que los recursos económicos sean escasos, pero subrayó que al declarar emergencia nacional, se activará la posibilidad de recibir ayuda de la cooperación internacional para lo cual, el nuevo viceministro de Defensa Civil, Gil Tuco Ayma, promoverá una reunión con representantes de ONG‘s, Cruz Roja, organismos internacionales y países amigos.