Sismo palestino

Isaac Bigio

enero 25, 2006Publicado el: 3 min. + -

Las elecciones palestinas han sido un terremoto histórico. Se ha pasado del cuasi monopolio del partido de Arafat al bipartidismo. Fatah ganó con un 46% pero debajo del 88% o 62% que obtuvo en las presidenciales de 1996 y 2005.

Occidente hubiese querido que el virtual unipartidismo de Fatah hubiese sido alterado por un partido que fuera más pro-secular y dispuesto a hacer mayores concesiones a Israel. No obstante, la nueva alternativa es exactamente lo opuesto: Hamas, quien ha obtenido un 40%. Este partido confesional postula destruir militarmente a Israel para remplazarlo por un Estado islámico y reivindica decenas de bombas humanas lanzadas contra civiles hebreos.

En tercer puesto quedo con un 4% el FPLP (marxistas que captan el voto secular y cristiano más anti-israelí).

Para el gobierno israelí este resultado es un golpe. Sharon ordenó la muerte reciente de tres jefes del Hamas, pero su dureza contra este, más bien, produjo el efecto opuesto. Ni en Líbano, Irlanda del Norte o el País Vasco un partido acusado de terrorista ha sacado un porcentaje tan alto.

Para Abbas le resultaría muy difícil formar un gobierno palestino sin cierto apoyo o participación de Hamas. En EEUU e Israel se baraja la posibilidad de tener que aceptar negociar con un gobierno Fatah-Hamas, aunque sin lidiar directamente con quienes acusan de terroristas.

Hamas, por su parte, mantiene un alto al fuego contra Israel y acepta llegar a una tregua con este. Occidente espera que la democracia vaya “apaciguando” al Hamas. Sin embargo, si Israel no hace más concesiones habrá un recrudecimiento del radicalismo palestino.

Hamas

Hamas (fundamentalistas islámicos que lanzan bombas humanas y plantean destruir a Israel) se presentan por primera vez y obtienen casi un 40%,acercándose al primer puesto con Al Fatal (el partido de Arafat que siempre ha liderado esta nación).

Mientras los israelíes en marzo tienen comicios en los cuales apuntan a hacer que los halcones del Likud tengan su peor votación, las parlamentarias palestinas se dan bajo la enorme presión de los más radicales que conciben que el retiro de Gaza es el fruto de su 'lucha armada'.

Al Fatah eligií como sucesor de Arafat al 'moderado' Abbas para negociar con Sharon desechando la candidatura presidencial de su militante Marwan Barghouti, quien sufre cadena perpetua acusado de 'terrorista'.

Hoy, más bien, Al Fatal ha nominado a Barghouti como su principal candidato para contrapesar al crecimiento de los 'duros'. Barghouti, no obstante, postula un cogobierno con Hamas, al cual Israel y los 'palomos' palestinos quisieran vetar.

Atrás