Elecciones adelantadas por la sociedad

Bolivia: Petro-elección con censura publicitaria

Edgar Ramos Andrade

diciembre 17, 2005Publicado el: 4 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

En la campaña electoral que termina, las petroleras (como Repsol-YPF, Petrobras, Tranredes y la misma Cámara de Hidrocarburos) y sus (millones de) dólares compitieron con los candidatos en spots y espacios publicitarios. Por ello, los medios de comunicación no discutieron problemas como la nacionalización del gas, Asamblea Constituyente, tierra. Se distrajeron con las encuestas o los ataques al aymara Evo Morales.

El Alto (SDI).- Los comicios del 18 serán recordados porque como no se dio antes, la agresiva propaganda de las petroleras dio paso a una censura en los “medios masivos” que en la campaña discutieron de todo menos nacionalización, Asamblea Constituyente o tierra-territorio.

Cuando se precipitó el acortamiento del mandato constitucional, la sociedad reclamó nacionalizar los hidrocarburos, luego de sostenidas protestas desde el año 2000. Pero ¿alguien debatió en serio esta exigencia social convertida en propuesta electoral?

En estos días Repsol–YPF, Petrobras, Tranredes (Enron–Shell) o la mismísima Cámara Boliviana de Hidrocarburos, el sindicato de todas esas empresas, compitieron en espacios mediático-electorales con postulantes a diputados, prefectos y presidenciables... como un candidato más. ¿Qué buscan?

Y la censura no se dejó esperar. Varios de los operadores mediáticos optaron por seguir el juego de las petroleras: discutir la in-asistencia del indio Evo a los foros–debate, la diferencia porcentual del MAS sobre Podemos en las “encuestas”, o algún latiguillo de candidato…

Uno de los medios que incurrió en la frivolidad fue Unitel, la red privada nacional de televisión, propiedad de Osvaldo Monasterio Añez, ese potentado cruceño de la agropecuaria y de las oleaginosas, y presidente de la Comisión de Política Económica del Senado cuando se aprobó (sin discutir) la “capitalización” de los recursos naturales y los servicios públicos estratégicos a medida del expulsado presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Le siguen Bolivisión (del potentado ex cervecero y dueño de la “capitalizada” LAB, Ernesto Asbún, ex socio de Raul Garáfulic), ATB y Uno (del potentado agropecuario, papel higiénico, oleaginosas y la educación superior así como sucesivamente frustrado presidenciable Ivo Kuljis). Las tres tienen prejuicios periodísticos y reniegan de los movimientos sociales pero, como toda la TV, tienen discurso penetrante y subyugan a incautos televidentes vía telenovelas, “concursos de belleza” y similares.

Es muy difícil que un medio que obtiene cuantiosos ingresos por concepto de publicidad de los petro-dólares discuta o cuestione asuntos como la nacionalización del gas. Las petroleras, dinero de por medio, dictan mensajes mediáticos y van a contramano de la sociedad que obligó a esta elección previa renuncia colectiva de dos poderes del Estado.

¿Qué decir de los diarios? Por ejemplo “La Razón” está a cargo del español Grupo Prisa (también dueño de ATB) propiedad de Jesús de Polanco, quien según indagaciones independientes “se vende al mejor postor” y transó con partidos como el Popular (derecha) o el PSOE (socialista) en su país y así administra al “prestigioso” diario El País de Madrid...

No es frontal pero existe una alianza entre La Razón y las empresas petroleras que operan en Bolivia: 1. La tendencia de las noticias económicas, de impulsar la actividad económico–empresarial y, legitimar así la “Inversión Extranjera directa–IED” y no mencionar la fuga por la exportación de capitales desde Bolivia (país tercer mundista) y menos la ilegalidad de los lesivos contratos petroleros. 2. La publicación de suplementos y espacios de publicidad auspiciados que colocan una mordaza en los operadores mediáticos.

Pero esos millonarios esfuerzos son insuficientes. La sociedad ya mostró que no se dejará meter el dedo a la boca, como en el auge del “Acuerdo Patriótico” (1989-1993. ADN-MIR-PDC), “Pacto por la Gobernabilidad y el Cambio” (1993-1997. MNR-MBL-UCS) o “Pacto por Bolivia”-Megacoalición (1997-2002. ADN-MIR-Condepa-UCS-FRI-NFR-KND y otros) y el último y destrozado a medio camino (2002-... MNR-MIR-FRI-MBL-UCS-ADN-NFR).

Los tres gobiernos sistémicos que nos llevaron al comprobado desastre actual estuvieron bien acompañados por redes mediáticas y diarios arriba mencionados. Por ello estamos en una elección entre “yuppies” (la materia gris de esos partidos sistémicos) e indios (los marginados de las políticas públicas)...

Atrás