(ABI).- Los ingentes recursos naturales del país están siendo explotados solo con la lógica mercantil y esto debe ser debatido, afirmó hoy el director del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), Marco Gandarillas.

Con ese objetivo concreto, el Cedib, en alianza institucional con Cenda y Cejis, entregó a los medios de difusión, la serie informativa “Datos sobre la Gestión de los Recursos Naturales en Bolivia”, que es resultado de una investigación que ha sido clasificada en tres tomos y un anexo de mapas.

El primer texto de la serie contiene datos sobre la gestión de los recursos naturales renovables; el dos ofrece información acerca de los no renovables. El tercero brinda detalles acerca de la gestión de la tierra y el territorio.

El trabajo está fundado en la paradoja de las riquezas naturales que tiene Bolivia y el hecho -que no deja lugar a dudas–, de ser uno de los países más pobres del continente. El Cedib apunta al modelo económico social en actual vigencia como el gran responsable de profundizar las desigualdades, merced a su incapacidad “para resolver el problema de la pobreza”.

La investigación parte de la premisa de que la posición de un determinado país en el concierto internacional está marcada por su riqueza energética -especialmente hidrocarburífera–, la biodiversidad y las reservas de agua.

Bolivia es el país más pobre de Sudamérica y el tercero más pobre en el hemisferio occidental y sin embargo es el octavo en el continente americano en superficie boscosa, ocupa el séptimo lugar en el mundo en cuanto a biodiversidad. De acuerdo al informe, ostenta el segundo lugar en cuanto a reservas de gas, además de disponer de importantes reservas minerales, especialmente zinc, estaño, plata, litio y otros.

En el territorio nacional han sido identificados 150 grupos étnicos. Bolivia es un país megadiverso y está entre los diez con mayor riqueza en especies de vertebrados, cuarto a nivel mundial en número y variedad de mariposas y sexto en especies de aves.

Todo este panorama, sostienen los investigadores del Cedib, encuentra su antípoda en la mala distribución de la riqueza, “donde el rico es cada vez más rico y el pobre es cada vez más pobre”.

A menos de un mes del verificativo de las elecciones generales y prefecturales, la investigación, pretende convertirse en material que sirva para profundizar el debate en torno a los grandes temas políticos, como el gas, la distribución de la riqueza y la generación de empleo permanente.

Los investigadores reconocen la necesidad que tiene Bolivia de contar con inversión privada -nacional y/o extranjera–, pero consideran que esta debe ceñirse a nuevas reglas del juego, que tiendan a favorecer al conjunto de la población “y no que la riqueza vaya a manos de unos cuantos”.

Los investigadores del Cedib, Cenda y Cejis señalan como dato revelador de sus afirmaciones que la explotación de ingentes riquezas mineralógicas en el país, generen apenas unos miles de dólares para el TGN, mientras millones son sacados fuera de sus fronteras.