Bush : entre engaños y mentiras

Rodolfo Faggioni

noviembre 3, 2005Publicado el: 3 min. + -

Lewis Scooter Libby, número uno del ala conservadora del Presidente George W. Bush, el hombre que ha comandado y comanda todavía en la Casa Blanca, ha tenido que admitir una serie interminable de mentiras y engaños, gracias a las preguntas de un juez independiente como Reggie Walton..

Lewis "Scooter" Libby naturalmente no irá a la cárcel y no expiará un solo día de prisión. Podrá eso sí, alcanzar su ideal de vida, como lo dijo en una entrevista televisiva: "Escribir novelas de amor en la Isla de Creta, con una botella de vino exótico sobre la mesa". Y su compadre Karl Rove, el mal consejero del presidente estadounidense, tambien él indagado por el juez, ¿qué hará en caso de ser condenado? Y el vicepresidente americano Dick Cheney, grande mentor de "Scooter" Libby, y George W. Bush gran amigo de Rove que ha sido su consejero preferido, ¿qué harán?.

Se empieza a hablar de CiaGate, de un escándalo de proporciones cósmicas que podría implicar a la entera Administración Americana del Presidente Gerge W. Bush y sus "maître à penser" Abrams, Rodman y Zalmakai Khlilzad. Un grupo de « ultra-conservadores » que tenían un poder, se sabe sólo ahora, enorme. Día a día se están descubriendo los engaños y las mentiras de estos señores que se basaban sobre el fraude más descarado. Han sostenido, con el engaño, la necesidad de una guerra preventiva porque Sadam Hussein estaba preparando la bomba atómica. Esta colosal mentira ha sido avalada por un embajador, esposo de una funcionaria de la Cia, que tuvo que ir hasta Nigeria para establecer que no había ningún enlace entre el uranio nigeriano e Iraq. El fraude: haber convencido una jóven y ambiciosa periodista sobre algunos aspectos del caso, haciendo ver que estaban "cubiertos" por la dirigente de la Cia, que había tratado de detener la máquina bélica.

Entre tantas mentiras, la única cosa cierta es que George W. Bush se ha convertido en uno de los hombres con menos crédito de todos los presidentes que ha tenido la Federación Estadounidense y con mucho menos crédito está el Vicepresidente de los EE.UU. Dick Cheney, que no obstante sus tres "bypass" ha sido el verdadero autor de la política americana en el Golfo donde se encuentran sus enormes interes personales. Una pareja, que los mismos americanos han defendido después del ataque a las torres gemelas, pero que hoy en los sondeos de opinión están por debajo de la media aritmética; no sólo por la pésima política en la guerra del Golfo, sino también por haber escondido la verdad al pueblo de los EE.UU. En la ética de la política americana, este es un crimen imperdonable.

El Presidente George W. Bush ha comenzado a desacreditarse durante el huracán Kathrine que ha trastornado la hermosa ciudad del "jazz", New Orleans. Mientras él en la Casa Blanca no hacía absolutamente nada, en la ciudad se contaban los muertos. Hay un nexo entre el huracán Kathrine y el escándalo CiaGate: la arrogancia y la insensibilidad del poder. Dentro de cuatro años, cuando se volverá a votar, el pueblo del new-con y el del teo-con no podrán olvidarse que el "team" republicano ha traicionado sea la Constitución de George Washington, que la Biblia de nuestro Señor, donde George W. Bush ha jurado el día ha tomado posesión como presidente de la potencia más grande del mundo.

Atrás